• Caracas (Venezuela)

Tecnología

Al instante

Agencia espacial europea explora posibilidad de coordinar vuelos tripulados con China

En 2003 China se convirtió en el tercer país capaz de enviar seres humanos al espacio con sus propios medios

En 2003 China se convirtió en el tercer país capaz de enviar seres humanos al espacio con sus propios medios

Un alto funcionario de la ESA confirmó el estudio de posibles misiones conjuntas para poner hombres y mujeres en órbita, al punto que astronautas de ese continente están aprendiendo chino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antes del fin de esta década, astronautas europeos podrían llegar al espacio a bordo de naves chinas, según confirmó este martes un alto funcionario de la Agencia Espacial Europea (ESA, en inglés).

El jefe de la división de vuelos espaciales tripulados del organismo reveló que la agencia explora la posibilidad de realizar misiones conjuntas con la potencia asiática.

"Daría la bienvenida a un astronauta europeo volando a bordo de una nave espacial china", señaló Thomas Reiter, durante una entrevista en la feria del aire internacional ILA, en Berlín.

En 2003, China se convirtió en el tercer país capaz de enviar seres humanos al espacio con sus propios medios, junto a Estados Unidos y Rusia.

Un solo proveedor


El ex astronauta alemán señaló que la ESA planea profundizar la cooperación con su contraparte china, con el fin de permitir misiones conjuntas "en la segunda mitad de esta década".

"De hecho, algunos de nuestros astronautas han comenzado a aprender idioma chino", destacó.

La ESA no cuenta con la capacidad de lanzar astronautas y depende de la adquisición de espacio en astronaves de EE.UU. y Rusia.

Desde la desaparición de los transbordadores espaciales, Europa se volvió dependiente en este aspecto del programa espacial ruso.

"Pienso que es un tema de negociaciones políticas de alto nivel para comprobar si una misión común puede ser llevada a cabo".

Un aspecto que tiene importancia en las negociaciones es la posibilidad que China participe en la Estación Espacial Internacional, siempre que se salven las objeciones estadounidenses. "Un astronauta europeo a bordo de una nave china sería una poderosa señal" en ese sentido, aseveró el directivo de la ESA.