• Caracas (Venezuela)

Super Bowl 2016

Al instante

Gustavo Dudamel le pondrá música a un encuentro lleno de adrenalina

Gustavo Dudamel informó por Instagram que actuará esta noche con la Orquesta Juvenil de Los Ángeles | Cortesía

Gustavo Dudamel informó por Instagram que actuará esta noche con la Orquesta Juvenil de Los Ángeles | Cortesía

Chris Martin invitó al venezolano a participar en el show del medio tiempo del Super Bowl 50, que tendrá como figura principal a la banda británica Coldplay. Se encargará de dirigir de la Orquesta Juvenil de Los Ángeles durante el espectáculo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La euforia que genera el Super Bowl suele tener un aliciente: el show de medio tiempo, una de las principales atracciones del evento deportivo más importante de Estados Unidos, en el que se enfrentan esta vez los Broncos de Denver con las Panteras de Carolina. Incluso aquellos que no entienden de yardas ni de touchdowns esperan con ansias el espectáculo.

Este año Gustavo Dudamel será una de las figuras principales de la 50° edición de la final de fútbol americano. Dirigirá a la Orquesta Juvenil de Los Ángeles en un acto que protagonizará Coldplay y que tendrá a Beyoncé como invitada.

El miércoles la NFL subió un video en su página web en el que aparecen algunos pormenores de la preparación. La violista Juliana Rodríguez, el chelista Matthew Morales y la violinista Liliana Morales interpretan “Viva la vida” mientas Dudamel habla sobre lo que ocurrirá esta noche en el Levi’s Stadium, en Santa Clara, California. Se ve también la reacción de los jóvenes músicos cuando les informaron el 12 de diciembre de 2015 que tocarían con Coldplay. Aplausos y risas.

“La idea fue de Chris, que es mi amigo”, cuenta el director sobre el cantante de la agrupación británica, quien también se ve en uno de los ensayos de la orquesta, conocida como la YOLA por sus siglas en inglés.

El año pasado fue Katy Perry la estrella del show. Apareció en el campo de fútbol montada sobre un tigre mecánico de ojos rojos y un traje amarillo con naranja mientras cantaba “Roar”, una puesta en escena que recordaba a Katniss Everdeen de Los juegos del hambre.

La cantante tuvo entonces como invitados a Missy Elliott y Lenny Kravitz, solo por unos minutos. La protagonista era ella.

Su actuación ha sido hasta ahora la más vista en la historia del Super Bowl. Tuvo aproximadamente 118,5 millones de espectadores de acuerdo con cifras de Nielsen Data. Le siguen la de 2014 con Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers (115,3 millones), Madonna en 2012 (114 millones), Beyoncé y Destiny's Child en 2013 (110,8 millones) y Black Eyed Peas en 2011 (110,2 millones).

En enero del año pasado Billboard elaboró un ranking de las 10 mejores participaciones del medio tiempo. Lo encabeza Prince con su presentación de 2007, seguido de U2 (2002), Madonna (2012), Bruce Springsteen (2009) y Beyoncé (2013). Los otros cinco lugares lo ocupan los Rolling Stones (2006), Janet Jackson y Justin Timberlake (2004) –famoso por el escándalo del seno al aire de la cantante–, Paul McCartney (2005), Aerosmith, N’ Sync y Britney Spears (2001) y Michael Jackson (1993).

Cambio a superestrellas

En los primeros años el medio tiempo del Super Bowl fue amenizado por bandas marciales. Las primeras en hacerlo fueron las de las universidades de Arizona y Michigan en Los Angeles Memorial Coliseum el 15 de enero de 1967.

Esa fue la tendencia hasta 1970, cuando la actriz y cantante Carol Channing protagonizó el show del intermedio, lo que abrió el camino para que otras figuras participaran en el espectáculo.

Un año después actuó una agrupación universitaria, pero se sumó la banda juvenil Up with People, que se convirtió en una infaltable en varias ediciones durante los ochenta. En 1972 volvió Carol Channing, pero acompañada de Ella Fitzgerald.

No fue sino hasta los años noventa que el show del medio tiempo se convirtió en un atractivo como el que se conoce actualmente. En 1991 los encargados de amenizar fueron los integrantes de New Kids on the Block. Doce meses después una latina puso otro acento: Gloria Estefan.

Sin embargo, uno de los hitos ocurrió en 1993 en el Rose Bowl de Pasadena, California. Michael Jackson fue la estrella de un espectáculo que incluyó dobles del artista que aparecían desde lo más alto del estadio. A partir de ese momento las grandes figuras se convirtieron en el principal atractivo.