• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

La violencia de Aragua germina en el sur

Una comisión mixta tomó el sector en la madrugada | Foto Laudelyn Sequera

Los delincuentes que operan en ese estado se han convertido en ‘cazapolicías’ | Foto Laudelyn Sequera

El municipio Zamora, donde está asentada la cárcel de Tocorón, tiene una alta incidencia de delitos y allí se refugian numerosas bandas que extienden su acción al resto del estado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Aragua más de 600 personas han perdido la vida en hechos de violencia en lo que va de año; el promedio diario de casos por este delito se ubica en cuatro homicidios. En la lista hay 25 funcionarios de seguridad que murieron cuando los atacaron para robarles el arma de reglamento.

Desde una de las principales cárceles del país se potencia la criminalidad en el estado, que germina desde el sur: en esa zona está ubicado el Centro Penitenciario de Aragua –a 29 kilómetros al sur de Maracay– y donde operan las bandas más peligrosas de la entidad. El municipio Zamora, donde se encuentra el poblado de Tocorón, es uno de los que registra más hechos delictivos a diario. Desde ese punto cardinal se extiende el crimen al resto del estado, y con más énfasis a los municipios Girardot, Mariño, Bolívar Linares Alcántara, Sucre y Ribas.

El sociólogo Roberto Briceño León considera que la cárcel de Tocorón se ha transformado en un importante centro de operaciones para bandas organizadas. Desde allí, indicó, se ha iniciado una ofensiva para dominar todos los mercados delictivos. Esto se refleja en un incremento en las extorsiones.

Del incremento de las bajas policiales a manos de hampones también señalan a integrantes de grupos coordinados desde ese penal.  Los delincuentes que operan en ese estado se han convertido en ‘cazapolicías’, sin importar si los funcionarios van solos o acompañados, igual los atacan de muerte. El blanco siempre es la cabeza. En un intento por reforzar su propia seguridad, los funcionarios ahora van en grupos de ocho para hacer los patrullajes en motos.

Los escoltas de altos funcionarios también son objetivo de la delincuencia en Aragua, a pesar de que el gobernador Tareck el Aissami afirma que la entidad es ‘potencia en seguridad’. En lo que va de año han asesinado a tres en la entidad, asignados a la Defensoría del Pueblo (Sebin), al moderador Mario Silva (Policaracas) y otro al diputado Elvis Amoroso (Poliaragua).

En 2 años de gestión de Tareck el Aissami, según denuncias del diputado del Consejo Legislativo regional José Ramón Arias, fueron asesinados 2.096 aragüeños en hechos violentos hasta 2014.  Arias opina que el gobernador “no ha tenido la valentía de decirle al pueblo que en materia de seguridad su plan de gobierno ha arrojado saldo negativo”.


Concentración de crimen. Un estudio reciente del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz reveló que 2 de los 10 municipios más violentos del país, están en Aragua. Camatagua y San Casimiro tienen respectivamente tasas de crímenes de 181 y 101 casos por cada 100.000 habitantes, más elevadas que las de municipios conocidos por la violencia criminal, como Libertador y Sucre del Distrito Capital.

“El crimen organizado está tomando el control de esas zonas, adonde no llega la policía”, explicó Briceño León. Sostuvo que la delincuencia en ese estado está pasando de una fase “depredadora” a otra más organizada.

El sociólogo estuvo en Aragua esta semana. Dijo que la conexión vial del estado con los Llanos es aprovechada por grupos delictivos para el transporte de drogas.

Explicó que a diferencia de lo que ocurre en los estados andinos, donde el delito organizado ya se asentó en distintas áreas, en Aragua todavía se plantean disputas que ocasionan brotes de violencia. Por eso se reportan ataques con granadas a los policías que impiden el paso de licores a la cárcel de Tocorón.

Pero en Aragua también se registran altas cifras de otras formas de delito. Entre febrero y mayo fueron secuestradas seis personas. El último caso conocido ocurrió el 5 de junio, cuando un conductor de un Ford Mustang fue interceptado en las proximidades de Cagua. Posteriormente, sus familiares recibieron una llamada en la que exigían el pago de 1,5 millones de bolívares. La víctima fue liberada ese mismo día.

Muchos casos de secuestro no han sido incorporados a la estadística del Cicpc, pues los trabajó la Guardia Nacional Bolivariana, especialmente en los sectores que colindan con el estado Guárico. Allí opera la banda conocida como Juvenal, además de otros grupos más pequeños.

Entre esos meses también robaron o hurtaron 714 vehículos, incluidos tres camiones promedio diario es de 6 denuncias. Datos extraoficiales de la policía judicial indican además que muchos casos no son reportados a las autoridades, pues los hampones negocian la devolución del vehículo a cambio de un pago en efectivo. Es una modalidad de extorsión que se extiende por todo el país.


Respuesta policial. Los apodos de los individuos conocidos como Johan Petrica, Larry Changa, Manuel Chevrolet, y el Kilberth son conocidos por la opinión pública local con el nombre del Tren de Aragua, una organización de delictiva señalada de ataques delictivos, además de cobro de vacunas a comerciantes y robo de vehículos.

En respuesta a su avanzada ofensiva, los cuerpos de seguridad emprendieron grandes operativos conjuntos para desarticular a esta o tras bandas delictivas.  En mayo en el sector San Vicente –calificada como “zona de paz”– 1.500 funcionarios participaron en una incursión policial en busca de líderes de bandas delictivas señaladas de cobrar vacunas y estar vinculadas en ataques contra funcionarios policiales.

Pero la semana pasada, los habitantes de la parroquia San Francisco de Asís –también ubicada al sur de la entidad– consideraron que la policía es pasiva frente al hampa y respondieron enardecidos por el asesinato del carnicero de la zona que se negó a pagar vacuna. La poblada destrozó y quemó una comisaría de Poliaragua, así como varias patrullas.


Seis bandas en la mira

Un informe del Grupo Antiextorsión y Secuestros de la Guardia Nacional advierte sobre la existencia de seis grandes bandas o grupos delictivos en el sur de Aragua. Entre todos suman alrededor de 75 personas.

El documento fue elaborado en diciembre de 2014. Para ese momento, la principal organización detectada por la GN estaba liderada por José Tovar Colina, alias Picure. Operaba entre los sectores Memo y Barbacoas de Aragua, aunque su centro de operaciones está en el sector Concha de Mango de El Sombrero, en Guárico. Ocho integrantes de esta banda murieron en Anzoátegui durante un enfrentamiento con una comisión mixta del Cicpc y Contrainteligencia Militar, en enero.

Los territorios del Picure eran disputados por la banda de Juvenal. Desde 2014 se le vincula con gran cantidad de secuestros y extorsiones. Además, según la GN “tiene fuerte influencia en las organizaciones sindicales de la vía férrea Tinaco-Maturín”, pues a través de ellas extorsionan a los hacendados de los territorios donde se hacen las construcciones.

Otras organizaciones criminales están comandadas por alias Chino Pedrera y Carlitos. La primera tiene su centro de operaciones en Maracay y proyecta su accionar hacia Barbacoas. La otra está radicada en Cagua y posee armamento de guerra.

Finalmente, el informe señala la existencia de otros dos grupos. Uno comandado por alias Guerrillero (también le llaman frente guerrillero La Piedrota), y Banco del Coto. Ambas actúan en el corredor entre Cagua, La Villa y Barbacoas.