• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Lo ultimaron por no atender voz de alto en alcabala

Unidad del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminálisticas / El Nacional

Unidad del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminálisticas / El Nacional

Individuos vestidos de civil dispararon contra un hombre que iba en un Renault por la vía principal de La Silsa del 23 de Enero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un hombre fue ultimado a tiros el jueves a las 12:30 am por no atender la voz de alto de individuos que estaban vestidos de civil y que instalaron una alcabala en la calle principal del sector La Silsa, frente al callejón Fátima, en el 23 de Enero.

La víctima fue identificada como Héctor Urbina, de 38 años de edad, que laboraba en una empresa de tarjetas telefónicas. Era padre de dos hijos y residía con su familia en Caricuao.

Juan Francisco Urbina dijo que su hermano solía ir a dormir a la casa de sus padres, que residen en un sector de La Silsa, cuando salía tarde de su trabajo. Indicó además que Urbina iba en su auto Renault modelo Logan, azul oscuro, por el lugar cuando unos hombres vestidos de civil y que tenían instalada una alcabala le dieron la voz de alto. Presumen que Urbina no atendió el llamado y continuó su ruta debido a la hora y que no se trataba de funcionarios policiales. Entonces, los hombres dispararon contra el vehículo. Cuando el conductor perdió el control del carro se estrelló contra otros dos autos. Murió en el sitio.

Cuando los vecinos del sector de La Silsa escucharon las detonaciones y el ruido de los vehículos al chocar se asomaron y se acercaron al Renault Logan. Reconocieron a Urbina y avisaron a sus familiares. La víctima había vivido en esa comunidad.

El homicidio de Urbina no es el primero que ocurre en la zona, donde individuos que se presume pertenezcan a colectivos del 23 de Enero instalan alcabalas y, cuando los conductores de autos no atienden a la voz de alto, les disparan.


Caso sin resolver. El 10 de enero en la noche una ejecutiva de ventas del diario El Nacional, Xaimar Estefanía Motas, de 24 años de edad, y Maik Jackson Rivas Osorio, de 32 años de edad, conductor, murieron luego de recibir disparos cuando iban en el Toyota Yaris azul, año 2004, placas AC798MD, entre los bloques 1 y 4 de La Silsa, en el 23 de Enero. Aparentemente el conductor trató de evadir a un grupo de hombres que estaba en la zona.

Rivas Osorio murió dentro del vehículo luego de chocar contra un poste. Motas fue llevada al hospital Pérez Carreño, donde luego falleció. Presumen que fueron perseguidos desde la salida de la Zona F de esa parroquia.

El conductor tenía poco tiempo trabajando en la empresa que presta servicio de transporte a El Nacional. Estaba encargado de trasladar al personal que labora de noche. Ese día llevó a varios trabajadores a la avenida Panteón, Santa Rosalía y el 23 de Enero. Cuando fueron sorprendidos por los hombres a tiros, sólo le faltaba llevar a Motas a su casa, en el sector El Amparo de Catia.

Se desconoce el resultado de la pesquisa realizada por el Cicpc sobre el caso.


Otro doble homicidio

 El 23 de este mes, los cuerpos de Deivin Acosta y de Reidid Rojas, hijo del fiscal 24º nacional, Didier Rojas, fueron encontrados en la calle Colombia, en Monte Piedad, el 23 de Enero. Ayer el Cicpc aprehendió a tres de los presuntos implicados en el caso luego de allanar una invasión en el centro de Caracas. Los detenidos serían miembros de un colectivo.