• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

De seis tiros ultimaron a contador público en Catia

Familiares de víctimas de la violencia caraqueña se presentaron en la morgue de Bello Monte | Foto Alex Delgado

Familiares de víctimas de la violencia caraqueña se presentaron en la morgue de Bello Monte | Foto Alex Delgado

Regresaba de Valencia y dejaron a su socio en el 23 de Enero. Dos hombres lo bajaron del taxi donde viajaba para matarlo y no lo robaron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cadáver de Luis Carlos Lisboa Brito, de 28 años de edad, contador público de profesión, fue uno de los 12 que fueron ingresados a la morgue entre jueves y viernes. En lo que va de mes a esa dependencia han sido llevados 346 cadáveres.

Lisboa Brito, egresado hace tres años de la Universidad Alejandro de Humboldt, regresó a Caracas el jueves en la noche en un taxi acompañado de su socio, a quien dejaron en un sector del 23 de Enero. Luego el taxista tomó la ruta de La Silsa para llegar a la calle Colombia de Catia donde, supuestamente, el conductor iba a buscar a su esposa para luego llevar al contador público a su residencia en El Marqués.

Al llegar a esa dirección detrás del taxi se detuvo otro auto del cual descendieron dos hombres que bajaron a Lisboa Brito del carro, lo llevaron detrás del vehículo y le dieron seis tiros. El hombre murió en el sitio. El taxi no tiene ningún orificio de proyectil. La víctima no fue despojada de sus pertenencias. En la morgue le asignaron el número 340.

El contador público conocía la zona porque tiene familiares que residen en Los Magallanes de Catia.

El taxista presta servicio a clientes del supermercado Bicentenario de Plaza Venezuela donde conoció a Lisboa Brito, quien fue gerente de ese automercado por dos años. Luego se retiró para constituir una empresa constructora junto con un socio. Actualmente la compañía está realizando una obra en Valencia. El contador público aprovechó el puente del 24 de Julio para pasarlo con su familia en Caracas. Estaba casado y no tenía hijos.

“Esto es descomunal. Cada día matan, pero a los que tratan de surgir”, expresó Luis Aponte, primo de la víctima.

El jueves a las 7:00 pm ultimaron a Andrés Eloy Rondón, de 30 años de edad, cuando se encontraba en un puesto de comida rápida en Los Flores de Catia donde había cerca de 10 personas. Al lugar se presentaron unos hombres armados y cuando la gente se percató, corrió. Uno de los individuos persiguió a Rondón y le dio varios tiros que le ocasionaron la muerte en el sitio.

La víctima laboraba en una venta de repuestos de un concesionario de vehículos. Era padre de dos niños, uno de cuatro meses de nacido y una niña de cuatro años de edad. Era el segundo de cuatro hermanos. Vivía en la zona donde lo mataron.