• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Dos tiros causaron la muerte a niño en Caracas - La Guaira

Morgue de Bello Monte / Antonio Rodríguez

Morgue de Bello Monte / Antonio Rodríguez

Los tiros entraron a la sala de la casa y le dieron al infante en el cuello y la cara cuando jugaba

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Yair José Figueroa Galindo, de 2 años de edad, fue herido el domingo en la noche delante de sus padres, abuela y hermano de pocos días de nacido, en la sala de su casa, en el sector Nuevo Día, carretera vieja Caracas-La Guaira. El niño murió minutos antes de ser ingresado al hospital Pérez Carreño.

Un pariente de la víctima que fue a la morgue señaló que la familia estaba reunida en la sala y que Yair José estaba jugando. De repente, en el callejón donde está la casa se oyeron muchos disparos y todos corrieron. Dos de los proyectiles perforaron la puerta y entraron a la vivienda. Un pedazo de plomo impactó al niño en un pómulo y otro en la garganta.

La abuela del niño lo tomó en brazos y salió a la calle para pedir ayuda. Primero lo llevaron al CDI del barrio El Limón de la vía Caracas-La Guaira y luego al hospital Pérez Carreño.

Los autores de los disparos fueron dos hombres. “Ahora nadie ve nada ni nadie dice nada”, indicó el pariente del niño. Pide que la policía capture a los delincuentes. Deborah Galindo y su marido, que es albañil, tenían dos hijos, el niño que murió y otro que aún no tiene un mes de nacido.

El Cicpc inició la pesquisa para establecer si los disparos fueron hechos en dirección a la casa donde residía el niño o si los delincuentes atacaron a alguna persona que estaba en la calle.

Entre lunes y martes a la morgue fueron ingresados seis cuerpos de personas que murieron por varias causas.

En Los Erasos. Los parientes de Humbert Gutiérrez, de 19 años de edad, mototaxista, negaron que el hombre se enfrentó a funcionarios del Cicpc el lunes en la tarde, en la calle real del barrio Los Erasos, en San Bernardino.

Indicaron que hay testigos que han manifestado que Gutiérrez estaba recostado de un poste cuando llegaron alrededor de 20 agentes de ese organismo policial. El joven puso las manos en alto y luego uno de los policías le dio un tiro en el pecho. El funcionario hizo además disparos al aire con una pistola y luego la colocó en el koala de Gutiérrez. Se lo llevaron en una camioneta y cuando salían de Los Erasos, el hombre logró decir a los vecinos que le dijeran a su abuela que bajara.

Los policías impidieron que los compañeros de trabajo de Gutiérrez siguieran el vehículo e hicieron disparos al aire, además de colocar vehículos y motos en la entrada de Los Erasos. Le dijeron a las personas que lo llevarían al Hospital Vargas, pero lo trasladaron al Hospital de Lídice, donde uno de los funcionarios dijo a los trabajadores: “Allí les dejo ese gallo”. En el centro asistencial indicaron que tenía cuatro tiros.

Gutiérrez era el tercero de seis hijos y padre de un bebé de 2 meses de nacido.

Niños y adolescentes

En los dos meses y medio transcurridos de este año más de 30 niños y adolescentes han sido asesinados en la Gran Caracas. Entre los últimos casos están el de Yair Figueroa, de 2 años de edad; y Johan Coita Barreto, de 12 años de edad, que fue apuñalado, tiroteado y quemado en el sector La Ceiba de San Agustín del Sur.