• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"Es el tercer hijo que me matan"

Rita Gutiérrez, madre de policía ultimado, estaba desconsolada | Foto: Alex Delgado/El Nacional

Rita Gutiérrez, madre de policía ultimado, estaba desconsolado | Foto: Alex Delgado/El Nacional

El supervisor jefe de Polisucre David Cordero Gutiérrez fue atacado a tiros al resistirse al robo de su arma y de un dinero que iba a depositar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al supervisor jefe de Polisucre, David Rafael Cordero Gutiérrez, de 43 años de edad, lo mataron a tiros para robarle el arma de fuego de su propiedad y un dinero que iba a depositar en un banco. Estaba de vacaciones. Era el cuarto de cinco hermanos y padre de tres hijos. Lo ultimaron en el sector El Cerrito de Mesuca, Petare.

Su mamá, Rita Gutiérrez, contó que es el tercer hijo que pierde a manos de la violencia en ocho años. Con una diferencia de 11 meses murió degollado uno de ellos, de nombre Héctor, y luego quemaron a Edgar.  

El oficial de Polisucre tenía 19 años de servicio en la institución. La madre se enteró del crimen cuando bajaba de una camioneta de pasajeros que la llevó a Petare. Al preguntar a quién habían matado, un efectivo del cuerpo policial le respondió que era el hijo de ella.

“Me provoca meterme a malandra también porque esta inseguridad no la para nadie, porque son mis hijos buenos a los que me matan. Nací para enterrar a mis hijos. Es el tercero que me matan”, dijo desconsolada en la morgue de Bello Monte. Pidió que el crimen no quede impune. Con el caso de Cordero Gutiérrez asciende a 78 el número de policías o militares muertos de forma violenta en 2014 en la Gran Caracas.

Dobles crímenes

A Andrés Ramón Robles, de 23 años de edad, vendedor de bisutería en la estación del Metro de Antímano; y a Franklin Guarenas, de 27 años, los mataron a tiros en las habitaciones donde vivían alquilados en Santa Ana, Carapita. El crimen fue cometido por delincuentes que entraron el viernes en la madrugada para robarles electrodomésticos y otros objetos.

Otro doble homicidio ocurrió en Caucagüita, ayer a las 1:00 am, donde atacaron a Junior Valera, de 20 años de edad; y a un amigo de él de nombre Yender. Estaban en una fiesta y se fueron a sus casas en La Dolorita porque Valera tenía que ir ayer a trabajar con su papá en una obra. El amigo conducía una moto y Valera iba de parrillero. Murieron antes de ingresar al Hospital de El Llanito. No se sabe si les robaron la moto.