• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"Este será sólo un homicidio más que quedará sin resolver"

Yulimar Holguín, sobrina de Maco Holguín, aseguró que su tío era muy querido por sus compañeros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La unidad 121 de la línea de taxis Móvil Enlace fue sacada de circulación la madrugada del 8 de octubre, cuando mataron a su conductor, Marco Holguín, un ecuatoriano de 55 años de edad que dedicó más de la mitad de su vida a trabajar como taxista en la noche caraqueña.

Las circunstancias en la que lo mataron aún no son claras para sus familiares. Lo único que saben es que salió de San Bernardino a hacer una carrera hasta Palo Verde a una pareja y que en el camino tuvo un altercado de tránsito con otra persona que, sin mediar palabras, le dio tres tiros.

"Todos estamos claros que este será sólo un homicidio más que quedará sin resolverse", expresó Yulimar Holguín, sobrina de la víctima, uno de los pocos familiares que se mantenía calmado el día del velorio.

El área donde colocaron el féretro del transportista estaba llena de gente que expresó su afecto por la víctima, y de decenas de coronas enviadas por representantes de cooperativas de transporte para las que Holguín colaboraba.

"Mi tío era un hombre muy querido por sus compañeros.

Era de los miembros más antiguo. Cada día sentimos que en este país no se puede ni protestar, ni quejarse, porque todo lo arreglan con la muerte", comentó Holguín.

Se cuidaban entre todos. Marco Holguín siempre fue un hombre precavido. Más de 20 años de experiencia trabajando de noche le sirvieron a él y a muchos de sus compañeros para aprender que era necesario cuidarse entre ellos.

"Teníamos señales y estrategias para avisarnos, cuando podíamos, si había algún peligro. A todos los pasajeros se les pedía nombre y cédula y por radio siempre notificábamos a la central el lugar de destino.

Pero uno nunca sabe cuándo le va a tocar, porque lamentablemente esa es la realidad que vivimos", comentó Ernesto Pacheco, compañero por más de 20 años de Marco Holguín.

Pacheco recordó que su amigo había sido varias veces víctima de la delincuencia y que anteriormente le habían robado el carro con el que trabajaba, pero afortunadamente logró recuperarlo.

"Siempre hablábamos de la situación, porque trabajando de noche son muchas las cosas que uno ve. Escuchas cuentos de cómo matan a la gente o la roban. Pero al final uno nunca está preparado y cuando te toca tan cerca sientes rabia, impotencia", dijo Pacheco.

Los familiares de Holguín y sus compañeros de trabajo pidieron a las autoridades mayor seguridad para los transportistas y para los ciudadanos en general. "Es necesario que tomen cartas en el asunto, porque no es posible que los fines de semana y todos los días maten a los venezolanos y a nadie le importe. Todo el mundo anda armado hasta los dientes y la policía bien, gracias", comentó otro de los compañeros del transportista asesinado.

Marco Holguín fue el transportista número 32 asesinado en el área metropolitana de Caracas en 2012. Nació en Ecuador, pero llegó a Venezuela cuando apenas tenía 20 años de edad. Se estableció con sus padres y sus ocho hermanos y después formó su propia familia, con su esposa y sus cinco hijos.

"Mi tío era todo para sus hijas y sus nietas. El mejor padre y esposo. Toda la familia está establecida en Venezuela y a pesar de las circunstancias no nos iremos del país, porque todos crecimos aquí y formamos nuestras familias. Mi tío salía cada día a trabajar a las 6:00 pm, por comodidad y para poder hacerlo tranquilo, sin cola, pero jamás pensamos que lo iban a matar", expresó la sobrina de Holguín.