• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Al sindicalista lo buscaban desde el viernes

Estaba alojado en el hotel mientras asistía a reuniones en Miraflores | Foto Archivo El Nacional

Estaba alojado en el hotel mientras asistía a reuniones en Miraflores | Foto Archivo El Nacional

Determinarán si Eduardo Natera, alias "el Pelón", que se atribuye el crimen contra el sindicalista, hirió a un vigilante del Alba Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Eduardo Natera, alias “el Pelón”, presunto autor del homicidio de Yorman Pedro Márquez Rodríguez, de 30 años de edad, apodado “el gordo Bayona”, representante de los trabajadores de la construcción en la discusión del contrato colectivo de Sutiss y Sidor, tenía una semana en Caracas para cumplir su propósito de matar a quien lo había acompañado a cometer varios delitos.

A Márquez Rodríguez lo ultimaron de tres tiros cuando iba en un mototaxi el martes a las 10:00 pm al final de la avenida Lecuna cruce con las avenidas Libertador y Universidad luego de salir de una reunión del Palacio de Miraflores. Se dirigía al hotel Alba Caracas donde ocupaba la habitación 536.

El cadáver fue llevado vía aérea al estado Bolívar y el velorio se realiza en una finca propiedad de la víctima, en Aguas Blancas, vía Upata.

La pesquisa que realiza la División contra Homicidios del Cicpc establecerá si Natera está relacionado con un incidente ocurrido el viernes pasado en un jardín del hotel Alba Caracas en el que resultó herido el vigilante Vladimir Zúñiga, de 27 años de edad. El Cicpc analiza los videos de las cámaras externas.

Cuando Zúñiga vio a un sospechoso se acercó y le pidió que se retirara, y el hombre le dijo que esperaba a alguien que estaba en una reunión de sindicalistas. No obstante, el vigilante insistió en que debía irse, pero el individuo se negó y cuando Zúñiga intentó sacarlo a la fuerza el extraño le disparó y el proyectil entró en el antebrazo izquierdo. El vigilante fue llevado a la clínica Briceño Rossi, en Candelaria.

De acuerdo con el video grabado por las cámaras de seguridad, el agresor corrió a la calle y huyó en una moto.