• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Los secuestraron antes de matarlos”

Cicpc colectó conchas de bala en la calle Andrés Bello de Los Flores de Catia, donde habrían asesinado a los dos jóvenes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un familiar de Yamir Tovar, joven asesinado a tiros en Catia junto con su amigo Luis Arianyi, contó que de acuerdo con la información que han suministrado funcionarios del Cicpc, se presume que los jóvenes fueron secuestrados por los homicidas antes de ser ultimados.

“Un funcionarios del Cicpc nos dijo que fueron prisioneros antes de que los mataran. Imagino que por las marcas que les vieron en las muñecas, y además porque ninguno de los dos muchachos visitaba esa zona con frecuencia. Este asesinato puede relacionarse con las protestas en las que Yamir participaba. No podemos hacer nada. Siempre se quedan los familiares llorando y ellos en un hueco”, señaló el allegado. Tovar formaba parte del Movimiento Resistencia.

Fuentes extraoficiales de la policía judicial informaron que Tovar, de 22 años de edad, y Arianyi García, de 21 años, habrían sido ejecutados en la calle Andrés Bello de Los Flores de Catia justo al lado de una casetilla de Cantv. Allí fueron hallados los cuerpos de ambos, maniatados y con múltiples impactos de balas.

“La investigación la está llevando la División Nacional contra Homicidios del Cicpc. En el lugar se colectaron conchas de bala, por lo que se presume que fueron ejecutados en la zona”, precisó un funcionario del Cicpc que confirmó que los cadáveres fueron levantados el sábado después de las 2:00 am.  

Los habitantes de la calle Andrés Bello, rodeada de fábricas y del Instituto Técnico Jesús Obrero, están atemorizados. El viernes a las 11:00 pm escucharon los disparos que mataron a los jóvenes. Una vecina contó que a esa hora, mientras veía videos en su computador, se percató de que en la entrada de la calle unos hombres dispararon.

“Lamentablemente por aquí estamos acostumbrados a los tiroteos y como hace unas semanas mataron a dos hombres allí imaginé que ocurría lo mismo. Estaba muy oscuro porque hay poca iluminación, pero después de que escuché los disparos sentí el ruido de una moto y de un vehículo que huyeron a toda velocidad. Nadie salió de sus casas por seguridad, pero al día siguiente vimos la sangre en el piso. Estamos desasistidos desde hace tiempo. La policía no viene y estamos rodeados de colectivos”, afirmó.

Ayer dos agentes del Cicpc hicieron interrogatorios a comerciantes y vecinos y solicitaron cámaras de seguridad en la Industria Procustric que está ubicada frente a la presunta escena del crimen. Sin embargo, los encargados de la empresa encargada de distribuir materiales de drywall les informaron que desde hace un año no funcionan.

Los pesquisas obtuvieron la unidad de memoria de las cámaras de seguridad de la Convertidora Chapiola, aunque estas no estaban orientadas en dirección al sitio donde habrían matado a los jóvenes. Entre las diligencias que han realizado los funcionarios del Cicpc en la zona también hicieron interrogatorios a personal del Instituto Técnico Jesús Obrero, que en la fachada de la institución que está ubicada en la misma cuadra del suceso tienen tres cámaras de seguridad. No obstante un representante de vigilancia de esa institución dijo que los policías no solicitaron ese material audiovisual.