• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Se registraron 2 muertes por venganza

Silueta de crimen | Internet

Silueta de crimen | Internet

A Luz Vianney Castrillón le han matado 3 hijos. Un hombre fue asesinado luego de que la Fiscalía le negara la protección que pidió

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Raydan Olivo, de 23 años de edad , lo mataron el viernes a las 9:00 pm cuando jugaba dominó en Barrio Nuevo, Turumo, Petare.

Luz Vianney Castrillón, madre de la víctima, explicó que su hijo fue victima de una venganza porque tomó la justicia por su propia mano al matar al hermano del homicida de su hermano, Renzo José Olivo, de 23 años de edad, reservista, en mayo pasado, a quien le dieron 2 hachazos en la cabeza cuando separó a 2 hombres que peleaban.

El autor de la muerte de Renzo José fue Jairo Rincón, que vivía en Cúa, donde habría cometido un delito y se fue a refugiar a Petare.

Hace 10 años a ella le mataron otro hijo, Rodrigo Antonio Palomino, de 17 años de edad, estudiante que también laboraba como empaquetador en un automercado. Lo asesinaron para robarlo en Petare .

Castrillón pide que se haga justicia porque por falta de esta ocurrió la muerte de su último hijo. Solo le queda un hijo vivo.

Entre viernes y sábado a la morgue fueron ingresados 22 cadáveres. En el mes, a esa unidad han trasladado 305 cuerpos.

Jhommy Contreras Perdomo, de 37 años de edad, padre de 6 hijos, fue ultimado a tiros, ayer a las 3:30 pm, en el sector El Manón; Carapita, Antímano, cuando jugaba baloncesto. Frente a la cancha se paró un vehículo del que bajó la persona que lo mató.

Un allegado de la victima dijo que este homicidio tiene relación con la información que suministró Contreras al Cicpc sobre los autores de la muerte de su hermano Ricardo Monagas, de 21 años de edad, y como consecuencia de eso fueron apresados 3 de los implicados en el hecho. Contreras había sido amenazado por integrantes de la banda de Cara de Piojo y por familiares de los apresados cuando fue citado a declarar al tribunal de la causa. A raíz de eso, Contreras acudió al Ministerio Público para pedir protección, pero no se la dieron.