• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"Si querían robar, se podían llevar las cosas,pero matarlo no fue justo"

Manuel Dos Santos, socio de De Oliveira, dijo que a la víctima se la llevarán a Portugal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Lo que me preocupa es cómo se ensañaron con él", fueron las palabras de Manuel Dos Santos para describir el asesinato del comerciante de origen portugués Luis De Oliveira, su socio durante 25 años en un negocio de carpintería, que ahora manejará en solitario.

De Oliveira fue ultimado el lunes pasado en la madrugada en la oficina de su carpintería, localizada en la carretera Petare-Santa Lucía, en la zona industrial La Candelaria.

Los delincuentes maniataron y amordazaron a De Oliveira. Su cadáver sólo presentó un tiro.

El cuerpo estaba dentro de su vehículo Mazda plateado, placas AA026TW y fue hallado por vecinos que escucharon el disparo cerca de las 6:00 am.

El hecho ocurrió en el edificio Crisman, donde está el negocio de la víctima y donde eventualmente el comerciante pasaba la noche cuando se le hacía muy tarde para regresar a su casa. Es un área industrial y el galpón donde fue asesinado es el último de una calle ciega. De día es muy escaso el paso de vehículos, pero de noche los vecinos dicen que es completamente solitario. "Aquí sólo hay una oficina.Se llevaron un televisor y otras cosas, pero en el negocio no había nada de valor. No entendemos por qué lo mataron. Si querían robar se podían llevar las cosas, pero amarrarlo y matarlo no fue justo", comentó el socio de la víctima.

Dos Santos, que también es de origen luso, dijo que conocía a Luis De Oliveira desde hacía más de 25 años. Contó que la víctima llegó al país siendo un adolescente y en Venezuela formó familia con una maracucha, con quien se casó y tuvo seis hijos que intentó criar en el país."Después de que nacieron todos los hijos se fueron a Portugal hace como 20 años, pero él quería tanto a este país que hace 4 años se regresó y se dedicó a trabajar de nuevo la carpintería. Toda su familia está en Portugal", contó.

Investigación. Extraoficialmente se supo que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas investiga si los homicidas conocían a la víctima y si posiblemente tenían conocimiento de que acostumbraba a pasar algunas noches en el negocio, o si, por el contrario, llegaron al lugar a robar y fueron sorprendidos por el comerciante, que justo esa noche decidió quedarse a dormir en la oficina. No descartan que hayan querido llevarse el vehículo y que la intención inicial fuera secuestrar al comerciante.

"El carro se lo llevó la policía y hablaron con su vecino, que fue quien le avisó a la familia lo que había pasado. El miércoles llegó un hijo y se ha estado encargando de todos los trámites.

Parece que se lo levarán a Portugal", dijo Dos Santos.

El local permanecerá cerrado hasta que el hijo de la víctima decida qué hará con el negocio y terminen las investigaciones.

Mientras, Dos Santos continúa realizando sus trabajos de carpintería en el taller, a puerta cerrada."El problema es que en estos momentos no hay seguridad en ninguna parte y lo que le pasó a Luis le puede pasar a cualquier persona, en cualquier momento. Nadie sabe dónde lo pueden matar. La policía no hace nada y no estamos a salvo ni porque paguemos por seguridad.", expresó.