• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

En las próximas horas inician búsqueda de avión de Transaven

Hugo Marino | Foto: Antonio Rodríguez

Hugo Marino | Foto: Antonio Rodríguez

El ingeniero Hugo Marino, presidente de la Corporación ATM que hizo el primer rastreo, espera el buque y a expertos en Los Roques

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El navío que posee instrumentos de alta tecnología y se encargará de rastrear las profundidades del mar en el archipiélago de Los Roques comenzará sus labores en las próximas horas para localizar el avión Let 410, siglas YV2081, siniestrado el 4 de enero de 2008.

La tripulación del avión la integraban el piloto Esteban Bessil y el copiloto Osmel Ávila, cuyo cadáver fue hallado a los 10 días del accidente en la playa de Adícora, península de Paraguaná en el estado Falcón. Los pasajeros eran 14, entre venezolanos e italianos.

El buque, que zarpó del puerto de Furthon, Lousiana, Estados Unidos, fue contratado por los gobiernos de Italia y Venezuela, llegó a Curazao y partió a Los Roques. En la búsqueda participarán además del almirante Giovvany Vitaloni, director de Protección Civil de Italia; comandante Mario Pica, ex jefe del Estado Mayor Aéreo italiano, además de dos oficiales activos de la Marina, especializados en temas oceanográficos y de búsqueda.

El ingeniero Hugo Marino, presidente de la empresa Corporación ATM, que en principio tuvo a su cargo el rastreo del Let 410, ya viajó a Los Roques para recibir el barco.

Entre los pasajeros que viajaban en el YV2081 estaban Patricia Alcalá y su esposo Alexander Nierman, de origen suizo. Manuel Alcalá, padre de Patricia, asumió la conducción de pedir a las autoridades la búsqueda de la aeronave.

Isa Rodríguez, de 36 años de edad, y su hija Karina Ruiz, de 15 años de edad, también eran pasajeras en ese avión que pasarían un fullday en Los Roques luego de que la adolescente ganó una competencia de aeróbic. Inicialmente el viaje, para dos personas, tenía como destino Margarita pero después se los cambiaron.

Cuando el Let 410 se aproximaba al Gran Roque el piloto Bessil anunció a la torre de control que amarizaría porque estaban fallando los dos motores del avión. Posteriormente no hubo más contacto del comandante de la aeronave y se declaró la emergencia.