• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Dos policías ultimados a tiros en menos de un día

En el suceso de ayer en Altamira, además del tiroteo en el que fue herido un policía municipal, hubo una situación de rehén en una unidad de Transchacao | Foto Cortesía El Pitazo

En el suceso de ayer en Altamira, además del tiroteo en el que fue herido un policía municipal, hubo una situación de rehén en una unidad de Transchacao | Foto Cortesía El Pitazo

Los funcionarios pertenecían a la Policía Nacional Bolivariana y al cuerpo municipal de Sanare, Lara

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos agentes de cuerpos de seguridad fueron ultimados en distintos hechos reportados entre el lunes en la tarde y el martes en la madrugada.

La primera víctima fue el oficial de la Policía Nacional Bolivariana Joserman David Castro González, de 24 años de edad. El funcionario estaba en su vivienda en el sector El Tamarindo, en El Valle, cuando un grupo de delincuentes irrumpió y lo acribillaron; posteriormente se llevaron una moto Kawasaki KLR 650 de uso personal, placas AF3Y76G, negra y verde. Castro murió cuando era trasladado al Hospital Clínico Universitario.

Para el momento del ataque, el oficial estaba franco de servicio y no tenía su arma de reglamento.

Las averiguaciones fueron iniciadas por detectives de la División contra Homicidios del Cicpc, que colectaron en el sitio numerosas conchas de proyectil calibre 9 mm. Igualmente entrevistaron a familiares de la víctima y testigos del crimen cometido a la 1:00 pm.

En el lugar también se presentaron investigadores de la oficina de Desviaciones Policiales del organismo en el que trabajaba la víctima. En este caso manejan la hipótesis de una venganza. La moto habría sido robada para asegurar una ganancia a los atacantes.

El segundo funcionario muerto de manera violenta durante las últimas horas laboraba en la Policía Municipal de Sanare, estado Lara.

El oficial Robert Giménez fue herido de un tiro en la cara cuando prestaba apoyo a una comisión de la policía judicial, que ejecutaba una orden de captura en el caserío El Rincón de Quíbor, el martes a las 5:00 am.

El agente participaba en el allanamiento a la vivienda de Marco Antonio Hernández, solicitado por un juzgado de control del estado Lara en averiguaciones sobre robo agravado y homicidio.

Giménez estaba a la cabeza del grupo. Extraoficialmente se pudo conocer que alguien disparó desde el interior de la vivienda para retardar la entrada de la comisión. El proyectil mató al oficial en forma instantánea.

El policía formó parte del Cicpc antes incorporarse al cuerpo de seguridad de Sanare.

Con estos casos asciende a 251 la cifra de funcionarios de cuerpos de seguridad ultimados en el país durante 2015, según Jackeline Sandoval, representante de la Fundación para el Debido Proceso. De ellos, 105 han muerto en la Gran Caracas. Eso representa 41,8% de los casos. Durante el mes de septiembre fueron reportados 27 homicidios de policías. Para la vocera de Fundepro, la frecuencia de muertes de agentes durante los primeros 9 meses del año es superior a la correspondiente a 2014.

Persecución
Un funcionario de la Policía de Chacao resultó herido ayer al frustrar un asalto a la panadería Flor de Altamira.

El procedimiento se inició a las 7:15 am cuando el supervisor agregado Jean Carlos Ruta, de 36 años de edad, y su acompañante se dirigían a ese local luego de finalizar la vigilancia en la entrada del colegio Cristo Rey.

Un cliente los alertó sobre la presencia de dos sospechosos en el interior del local, que en ese momento estaba repleto de personas.

Los agentes optaron por someter a los supuestos delincuentes y sacarlos del establecimiento.

En la salida uno de ellos disparó usando un revólver calibre 357 Magnum. Ruta fue herido en un brazo, el cuello y el costado derecho, así como un transeúnte que trabaja en el Ministerio de Transporte Terrestre. Ambos fueron atendidos en la Clínica Ávila. El agente fue intervenido de emergencia. Su estado es delicado.

Posteriormente el delincuente tomó una buseta usada para el transporte de personal de la clínica y le exigió al conductor que lo llevara a El Valle.

En la bajada de la avenida San Juan Bosco el hampón hizo trasbordo a una unidad de Transchacao y tomó de rehén a una usuaria. Los funcionarios municipales rodearon el bus frente a la plaza Altamira. Luego de minutos de tensión el delincuente se entregó.