• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

121 policías y militares están implicados en extorsión este año

Referencial / MP

Referencial / MP

El mayor número de involucrados pertenece a Cicpc y Polinacional. Entre los militares, el Ejército desplazó a la GNB

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 6 de agosto, detectives de la subdelegación Anaco del Cicpc se presentaron en el comando de la policía municipal de esa población. A las 11:00 am salieron de allí con 4 oficiales del cuerpo preventivo, que esa misma mañana supuestamente exigieron Bs 50.000 a un comerciante de 43 años de edad, pues de lo contrario le decomisarían su vehículo, debido a “problemas con los seriales”.

Una semana después, en Cumaná, un grupo de residentes de la calle Libertad impidió la detención de un mecánico al que el Cicpc supuestamente le pedía Bs 200.000 para no aprehenderlo. Ya la víctima había entregado Bs 150.000, pero los policías querían presionar para hacerse del resto de la plata. El caso es investigado por la Guardia Nacional.

Escenas como estas se repiten en casi todo el país. Funcionarios que se supone deberían contribuir a la aplicación de las leyes se aprovechan de sus posiciones para obtener dinero o prebendas mediante amenazas. A esto se le llama extorsión.

Según el ex jefe de la oficina de Cicpc que investigaba estos delitos, comisario Sergio González, la participación de agentes de cuerpos policiales en este delito siempre ha sido frecuente, pero en la actualidad se ha incrementado al mezclarse la deficiente selección de los nuevos cuadros policiales con el deterioro de las condiciones económicas.

“Es lamentable, pero ya no se ve compromiso en los nuevos agentes. Pareciera que solo están detrás del dinero”, expresó.

El ex funcionario, ahora en labores privadas, manifestó su asombro por el caso del capitán del Ejército Ángel Alberto Chacón, detenido esta semana en Maracaibo cuando presuntamente cobraba Bs 190.000 que le entregó una teniente del mismo cuartel donde él trabajaba. A la oficial le habían robado su camioneta Chery en julio. El hombre supuestamente le dijo a ella que la tenía estacionada en su casa y que sólo se la devolvería si ella pagaba la referida suma.

Para González, este caso refleja los niveles a los que se ha llegado en la extorsión.


Más agentes, más riesgo. Entre el 1° de enero y el 3 de septiembre de este año han sido reportados 38 casos de extorsión que involucran como victimarios a 121 funcionarios de unidades policiales o militares. La cifra real es mucho más alta, si se toma en cuenta que la extorsión es uno de los delitos con el mayor porcentaje de casos no denunciados ni conocidos por las autoridades, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización hecha en 2009.

Los casos reportados involucran a funcionarios activos de 15 cuerpos de seguridad. La cifra promedio de agentes implicados en estas averiguaciones es 3. El caso con mayor número de involucrados fue conocido en enero, con 17.

Cicpc es la policía con mayor cantidad de agentes procesados, con 46. No obstante, están en curso averiguaciones contra detectives de ese cuerpo que no han arrojado resultados, como la de una supuesta extorsión a Richard Cammarano, uno de los señalados por legitimación de capitales en la Banca Privada de Andorra.

El segundo grupo más numeroso corresponde a otra institución con presencia en todo el país: la Policía Nacional Bolivariana. 26 oficiales de este cuerpo han sido aprehendidos en 2015 en 6 averiguaciones.

En el ámbito militar, el Ejército rebasó a la Guardia Nacional en cuanto a detenidos por extorsión. El caso más relevante involucra a dos tenientes adscritos a la Dirección de Contrainteligencia Militar, apresados por el Cicpc en el curso de una entrega vigilada de Bs 25.000 en el Centro Ciudad Comercial Tamanaco.

En total, este año han sido procesados ocho militares por este delito.

Entre los cuerpos estatales y municipales destaca la detención de 11 agentes de la Policía de Bolívar y de otros 9 pertenecientes a la del municipio Libertador.

Agosto fue el mes con mayor número de casos. Sin embargo, en los primeros tres días de septiembre hubo igual cantidad de reportes. Esto sugiere que la actividad extorsiva de los uniformados va en aumento.

Este año, además, dos agentes (ambos del Cicpc) murieron cuando se enfrentaron a funcionarios que vigilaban los pagos hechos por las víctimas. Los casos ocurrieron en Zulia y Falcón.