• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

100 policías tomaron El Cementerio para retirar cadáveres carbonizados

El sector 1° de Mayo fue tomado policialmente desde la entrada | Foto: Alexandra Blanco

El sector 1° de Mayo fue tomado policialmente desde la entrada | Foto: Alexandra Blanco

Durante un enfrentamiento entre grupos delictivos, tres hombres fueron baleados y luego quemados en el sector Los sin Techo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cerca de 100 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana tomaron los sectores Los sin Techo, 1° de Mayo y El 70 para que el personal del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas pudiera ingresar y practicar el levantamiento de los cadáveres de tres hombres que fueron quemados en un enfrentamiento entre bandas, registrado en la comunidad Los sin Techo en El Cementerio.

Los accesos a esas comunidades fueron restringidos para evitar otros ataques contra los integrantes de los cuerpos policiales.

El jueves en la tarde se originó un enfrentamiento entre grupos armados del sector Los sin Techo, que terminó con la muerte de tres individuos que fueron baleados y quemados posteriormente.

El tiroteo requirió la intervención de los cuerpos de seguridad. Durante más de siete horas los vecinos no pudieron entrar ni salir de sus casas. Las actividades escolares en los planteles de la zona también fueron suspendidas.

Desde el año pasado las organizaciones delictivas agrupadas en El Valle, La Cota 905 y en El Cementerio tienen el control de los sectores 1° de Mayo y Los sin Techo.

“Por aquí vemos a los miembros de estas bandas que suben con los comerciantes que secuestran en la zona de Los Manguitos. Aquí se impuso un toque de queda: después de las 7:30 de la noche las calles están solas y los vecinos resguardados. Mi hija llega de la universidad a las 10:30 p.m. y me llama minutos antes para que la espere en la entrada del callejón. Cuando se registran enfrentamientos le digo que se quede en casa de una amiga”, dijo una residente del sector 1° de Mayo, que no quiso identificarse.

Otra habitante relató que cada vez que se originan tiroteos deben esperar hasta tres horas en la entrada del barrio para subir a sus casas. “Esto no es vida, no dormimos, vivimos en una angustia permanente”, expresó.