• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Casi pierde un ojo por una bomba lacrimógena

Médicos pudieron salvarle el ojo al estudiante de la Unimet Carlos Tejeda, quien fue herido en Plaza Altamira la noche del miércoles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado miércoles, Carlos Tejeda, estudiante de Ingeniería Civil de la Universidad Metropolitana, estuvo cerca de perder el ojo izquierdo por una bomba lacrimógena arrojada por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

A las 7:00 pm de esa noche, su amigo Francisco Angeli y él habían empezado a armar su propia barricada en la Plaza Altamira. “La Guardia Nacional tenía rato allí y cuando nos vieron empezaron a lanzar bombas. Normalmente las lanzan hacia arriba, pero a él se la pegaron directo”, cuenta Angeli.

Tejeda, de 22 años, estaba a unos 20 metros de la GNB, dice Angeli. Lo subieron a una moto y lo trasladaron a una ambulancia de Salud Chacao. Lo atendieron a las 7:40 pm, con diagnóstico de trauma ocular y herida en región periorbitaria izquierda.
“Habíamos estado uno de esos días en la autopista, pero no fue nada como esto. Nunca pensé ver a un hermano mío desangrándose”, comenta su compañero Heryck Romero.

Carlos Pachano, médico de Salud Chacao que trasladaba a Tejeda al Centro Médico Docente La Trinidad, sufrió heridas en su mano derecha, luego de que civiles arrojasen una piedra a la ambulancia.

Su hermana Daniela Tejeda dijo que a las 9:00 am de ayer ingresó a quirófano. Sus médicos tratantes Alejandra Bustamante y Enrique Suárez informaron que pudo conservar su ojo. Aún desconocen si recuperará la visión.

Otros 14 lesionados por las manifestaciones fueron atendidos por Salud Chacao y Protección Civil esa noche: 8 por contusiones y/o laceraciones, 2 por quemaduras, 2 por heridas de perdigones en rostro y piernas y 2 por hipertensión, informó el presidente de Salud Chacao Jorge Hernández-Rojas.