• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

En persecución de los colectivos el Cicpc entró a colegio

Daminificados arrojan desperdicios que caen en la sede del colegio Monseñor Castro | Foto: William Dumont/El Nacional

Daminificados arrojan desperdicios que caen en la sede del colegio Monseñor Castro | Foto: William Dumont/El Nacional

“Estábamos en los pasillos resguardándonos y de pronto empezamos a escuchar cómo tumbaban la puerta del colegio”, declaró una de las hermanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como ocurre todas las mañanas, el martes 7 de octubre las religiosas de la congregación Siervas del Santísimo madrugaron para ir a rezar. Cuando entraron en la capilla del Santuario Nacional Expiatorio, una de ellas fue advertida por una vecina de la comunidad de que la cuadra estaba rodeada de patrullas. “Esto parecía una película. Gracias a papá Dios ese día no había clases porque teníamos programada una asamblea de padres y representantes. Como a las 6:30 de la mañana empezamos a escuchar los tiros, pero no sabíamos de dónde provenían”, relató una hermana de la congregación.

La religiosa explicó que debido a la conmoción no pudieron abrirse las puertas de la iglesia a todo el vecindario, el Evangelio solo fue escuchado por las monjas. La paz se interrumpió cuando alguien exclamó: “¡Acaban de matar a uno!”. El colegio estaba rodeado de policías. Las hermanas decidieron desalojar a todo el personal del Colegio Monseñor Castro. Pero cinco personas se quedaron dentro del plantel, dos de ellas religiosas y tres trabajadores. Ellos, alrededor de las 11:00 de la mañana, escucharon el enfrentamiento armado en la calle y el ruido por la entrada de los funcionarios del Cicpc al colegio. “Estábamos en los pasillos resguardándonos y de pronto empezamos a escuchar cómo tumbaban la puerta del colegio”, comentó una persona que presenció la entrada de los policías. Otro apuntó: “Empezaron a tocar el portón, pero como no sabíamos quiénes eran corrimos hacia la iglesia. De allí llegamos a la cocina y tuvimos que esperar como hasta las 3:00 pm hasta que todo se calmara”. Un informe de la Asociación de Padres y Representantes del día 13 de octubre de 2014 señala que a las 11:00 de la mañana unos individuos no identificados se metieron a las áreas del colegio y de la comunidad religiosa, y estos fueron perseguidos por más de 100 efectivos armados del Cicpc, quienes violentaron las puertas de la institución para capturar a los sujetos: “Fueron momentos de pánico para todos los que hacíamos presencia”, reza el texto. La contundencia de la acción policial  causó el destrozo de dos portones: uno que da al patio del recreo y otro que da al garaje de la comunidad. Los padres tendrán que costear la reparación que alcanza los 82.000 bolívares. También se rompieron algunos escalones cuando los funcionarios ascendieron a la parte superior del edificio del colegio para acceder a la torre. Testimonios de las personas presentes indican que en un área del colegio estaba uno de los policías que los colectivos tomaron de rehén. Por este caso, el Tribunal 7º de Control ordenó la aprehensión de 6 funcionarios que participaron el procedimiento.