• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Dos mujeres murieron arrolladas en autopista Caracas-La Guaira

Después del arrollamiento, el vehículo de carga se precipitó y causó severos daños a dos viviendas | Foto Henry Delgado

Después del arrollamiento, el vehículo de carga se precipitó y causó severos daños a dos viviendas | Foto Henry Delgado

Una gandola cargada de trigo atropelló a las trabajadoras y luego cayó al barrio El Cambural

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos mujeres que esperaban transporte en el kilómetro 4 de la autopista Caracas-La Guaira murieron al ser atropelladas ayer a las 5:45 am por una gandola cargada de trigo. Una de las víctimas fue decapitada en el impacto.

Luego del arrollamiento -en sentido a la capital- el vehículo se precipitó 50 metros y cayó sobre 2 casas del barrio El Cambural, a las que causó severos daños materiales.

Las víctimas son María Alexandra Mera Moreno, de 35 años de edad, nacida en Manta, Ecuador, madre de dos hijas; y Lourdes Coromoto Valencia, de 30 años de edad, que tenía dos hijos. Eran cuñadas, vivían en la misma casa con sus familias en el barrio La Pomarrosa de esa zona. Eran domésticas que laboraban en residencias del este de Caracas.

A diario ellas esperaban un jeep a la orilla de la autopista que las llevara a la estación del Metro Plaza Sucre para luego ir a su trabajo. Los cadáveres quedaron en una cuneta de la vía.

En la morgue, Aney Moreira, prima de las víctimas, dijo que Lourdes Valencia cumpliría años el próximo lunes. Contó que en la mañana le envió un mensaje a su prima Lourdes porque se habían puesto de acuerdo para verse en Catia para ir al trabajo. “Prima, voy por la autopista” le escribió, pero la otra no respondió.

Orángel Enrique Rivero Hernández, de 41 años de edad, conductor de la gandola con cabina blanca y contenedor azul, placas 94LDM, propiedad de la empresa Transporte Refraca C. A., resultó ileso y fue llevado al Hospital Pérez Carreño para revisiones médicas y ahora está a la orden de la GNB. El Comando Vial de esa fuerza asumió la investigación para establecer si el accidente ocurrió porque el chofer se quedó dormido o si el vehículo sufrió un desperfecto mecánico.

El teniente coronel de los Bomberos del Distrito Capital, Dovith Escalona, oficial de comando de la zona 4, dijo que se requerían dos grúas para sacar la gandola del lugar donde cayó. El vehículo quedó entre las dos casas dañadas.

Ángel Aular, transportista de Pdvsa, que reside en una de las viviendas afectadas, contó que a la hora del accidente él iba saliendo a trabajar y se devolvió a despedirse de su hijo de 6 años cuando de repente se oyó el estruendo. Quedó atrapado en la casa con su esposa y dos hijos, y tuvo que romper una ventana para salir a la calle. Todo el barrio despertó y se oían gritos.

Una situación similar vivió la familia de Ana María Valiente, pues una parte del contenedor quedó en la sala. La sala y el comedor quedaron destrozados. Hace un año sobre el techo de esta casa cayó un carro pequeño.

Tanto Valiente como otros vecinos de El Cambural han pedido a varios entes la colocación de una protección de hierro a la orilla de la vía para evitar accidentes como este y hasta ahora nadie les ha prestado atención.