• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“A las mujeres las insultaban y las pegaban contra la pared”

Habitantes de diversos sectores de la Cota 905 llevaron pancartas para expresar su reclamo | Foto Cortesía NTN24

Habitantes de diversos sectores de la Cota 905 llevaron pancartas para expresar su reclamo | Foto Cortesía NTN24

Vecinos de la Cota 905 denunciaron abusos en el operativo del lunes. Cuentan con apoyo de Provea 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Habitantes de la Cota 905 acudieron a la sede del Ministerio Público, en Parque Carabobo, acompañados de Inti Rodríguez, coordinador de Investigaciones de Provea, que llevó 12 casos documentados además de denuncias de 300 detenciones relacionadas con el operativo del lunes 13 de julio. El grupo de personas exhibió pancartas, en una de ellas se leía: “No más abusos policiales”.

Algunos familiares llegaron llorando al lugar y aseguraron que no tienen ninguna relación con grupos paramilitares, por lo que denunciarán por escrito esas acusaciones realizadas por el gobierno.

Rodríguez iba a entregar un documento en el que solicitan que se investiguen los abusos policiales cometidos durante el procedimiento que dejó un saldo de 16 fallecidos y más de 300 detenidos. Solo 19 de los presos serán imputados por el Ministerio Público. Provea había recibido denuncias antes de que se originara ese operativo.

Andrea Guerra relató que su tío Luis Fernando Paternina, de 34 años de edad, obrero nativo de Colombia, fue apresado a las 7:00 am en el sector Las Quintas. El hombre tiene 15 años en el país. Está detenido en la División de Vehículos del Cicpc, en Quinta Crespo; lo sacaron de la vivienda con la cabeza cubierta, sufrió maltratos físicos y verbales. Lo acusan de secuestrador y desvalijador de autos.

Relató que cuando los policías llegaron a su casa tocaron la puerta y preguntaron por delincuentes. “Se llevaron a gente inocente. A las mujeres las insultaban y las pegaban contra la pared”.

José Vega, obrero, relató que se levantó a las 4:00 de la mañana para prepararse e ir a trabajar, y fue cuando llegó la policía al sector Las Quintas; lo sacaron a la fuerza de su casa. Lo arrodillaron y le pusieron una pistola en la cabeza. Indicó que no tiene que ver con hechos delictivos y agregó que fue a la Fiscalía porque quiere vivir en paz.

Otros vecinos de la Cota 905 reiteraron que los funcionarios de los organismos de seguridad se apoderaron de enseres, electrodomésticos, comida, televisores, celulares, perfumes y dinero en efectivo en las casas a las que entraron sin orden de allanamiento. En algunas viviendas ocasionaron destrozos, incluso en equipos. Hubo casas que quedaron sin puertas.

“Queremos que cuerpos de seguridad hagan su trabajo, sin violentar a ciudadanos”, señaló uno de los manifestantes.

Inteligencia. Rafael Narváez, abogado y defensor de los derechos humanos, pidió a la Fiscalía que haga una investigación minuciosa de los hechos registrados el lunes 13 desde la madrugada en la Cota 905.

Explicó que el Estado debe seguir el ejemplo de las autoridades brasileras que limpiaron las favelas de delincuentes haciendo previamente un trabajo de inteligencia. En cuanto a los operativos dijo que deben ser supervisados por la Fiscalía porque el Estado debe garantizar el derecho a la vida y que quienes se sientan afectados denuncien los hechos ante la Defensoría del Pueblo.