• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Más de 600 muertes violentas se registraron en 2012

Más de 70% del total de droga incautada por la Guardia Nacional Bolivariana se realizó en Táchira / Eleonora Delgado / Archivo

Más de 70% del total de droga incautada por la Guardia Nacional Bolivarrian se realizó en Táchira / Eleonora Delgado / Archivo

El "Loco Barrera", uno de los narcotraficantes colombianos más buscados, fue capturado mientras dirigía operaciones ilícitas desde la entidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El año cierra con importantes cifras de muertes violentas, decomisos de estupefacientes, especialmente transgénicos, y combustible que a través del contrabando y el almacenamiento ilegal tenían como destino final las ventas clandestinas en Venezuela y en el área fronteriza de Colombia.

Entre enero y noviembre ocurrieron 603 asesinatos mientras que diciembre superó los 15 crímenes, de acuerdo con los registros de la Unidad de Anatomía Patológica del Hospital Central de San Cristóbal y los informes de los diferentes organismos de seguridad.

Enero de 2012 es el mes en el que más muertes violentas hubo: 80 víctimas, seguido por abril y junio con 65; febrero con 63; julio con 61; marzo con 47; noviembre con 54 y 40 en octubre. Las zonas más afectadas: la capital sancristobalense y la frontera.

El año comenzó con el motín en el Cuartel de Prisiones de Politáchira que causó ocho detenidos muertos, hecho que tenía como antecedente igual número de fallecidos en otro suceso registrado en el mismo lugar en 2011.

El asesinato de personas vinculadas a grupos paramilitares en medio de la pugna por el control de la zona fronteriza entre Urabeños y Rastrojos; el hallazgo de los cuerpos de dos estudiantes de la Universidad Nacional Experimental del Táchira que estuvieron desaparecidos por casi una semana; el asesinato con un tiro de gracia de una funcionaria policial, que recién salía del posparto, en una casilla de seguridad a la que luego lanzaron una granada fragmentaria y el asesinato de tres agentes de Politáchira y uno de Tránsito Terrestre ocuparon en gran medida la atención de los ciudadanos. A esto se suma la muerte a tiros, en labores de inteligencia, de dos militares del Ejército en la ejecución de una fase de la Operación Centinela en Rubio a manos de presuntos irregulares colombianos.

Narcotráfico y combustible. En la zona fronteriza las autoridades policiales y militares han hecho importantes retenciones de droga y capturas de personas vinculadas directamente a esta actividad ilícita.

Daniel Barrera, alias "el Loco Barrera", pasó por un ciudadano más hospedado en una posada en San Cristóbal. De él sólo llamaban la atención los dedos quemados (para evitar ser descubierto), y sobre lo que no comentaba, y las jugosas propinas que dejaba. Sólo cuando fue capturado el 18 de septiembre en San Cristóbal mientras realizaba llamadas desde teléfonos públicos para hacer seguimiento a operaciones ilícitas, se conoció que era uno de los narcos más buscados de Colombia y que Interpol también solicitaba.

En Táchira, tanto en pasos fronterizos como en vías hacia el interior del país, se hicieron importantes decomisos de drogas, en especial, de marihuana transgénica o manipulada genéticamente para lograr más cantidad de cultivos y potencia en menor cantidad de tiempo. Más de 70% de los 14.000 kilos de drogas incautados en la jurisdicción de la Guardia Nacional en 2012 se practicaron en Táchira, según cifras extraoficiales.

Junto con la retención de combustible que tenía como destino final la frontera colombiana, en territorio tachirense, específicamente en los municipios de la zona norte, fueron desmantelados depósitos clandestinos de gasolina que funcionaban en residencias particulares. El área también es utilizada como ruta para el tráfico de agroquímicos y sintéticos hacia Colombia, usados para la elaboración de estupefacientes.

Secuestro y robo. 26 tachirenses de varias partes de la entidad permanecen en cautiverio desde 1999.

El secuestro de un joven de 19 años de edad a finales de noviembre causó gran conmoción pues sus captores le cortaron el dedo meñique de la mano izquierda y se lo enviaron a sus familiares como advertencia de lo que sucedería con el rehén si se resistían a las exigencias. El muchacho fue rescatado por agentes de la policía judicial. Por este caso fueron detenidas siete personas, entre ellas, una funcionaria activa de Politáchira.