• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

5 miembros de un colectivo se llevaron a 2 hermanos y los mataron

El colectivo que ultimó a los hermanos Machado Machado ha ocasionado la muerte a otras personas en un refugio en Fuerte Tiuna y en Catia | Foto Alex Delgado

El colectivo que ultimó a los hermanos Machado Machado ha ocasionado la muerte a otras personas en un refugio en Fuerte Tiuna y en Catia | Foto Alex Delgado

Para entrar al domicilio dijeron que eran integrantes de la PNB. Una de las víctimas era un adolescente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un colectivo, cuyos cinco integrantes vestían de negro, se llevó de un apartamento a dos hermanos a quienes posteriormente mataron con tiros y golpes. Luego los cuerpos fueron dejados en la parte baja del distribuidor La Araña, en sentido este-oeste, a la altura de la parroquia San Juan.

Jesús David Machado Machado, de 19 años de edad, y José Manuel Machado Machado, de 16 años de edad, que sufría una leve discapacidad intelectual además de un cuadro de bipolaridad, integraban una familia de 12 hijos, 6 hembras y 6 varones, cuyo padre murió.

Las víctimas vivían con su mamá y laboraban en la construcción de las residencias Preme de la Misión Vivienda al lado de donde ellos estaban domiciliados, en la calle San Antonio de El Valle, residencias Valle Nuevo, Piso 1.

Poco antes de las 12 m, el adolescente llegó a su apartamento luego de visitar a su novia en el barrio Las Malvinas, en El Valle. Eran cinco hombres en total y cuatro de ellos estaban encapuchados. El hombre que tenía el rostro descubierto tenía una subametralladora Uzi y los otros portaban pistolas de alta potencia. Ellos esperaban al menor de los Machado. A esa hora había otros dos hombres armados en la azotea del edificio.

El quinteto tocó la puerta y el adolescente les abrió. Los hombres se presentaron como presuntos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana. Luego dijeron: “Somos el gobierno y te necesitamos a ti. Necesitamos saber cuántos viven aquí”.

Como Jesús David dormía ordenaron a la madre que lo llamara y al adolescente le dijeron que se vistiera porque llevaba puesto un boxer. Una vez que el joven estuvo listo los individuos indicaron que se los llevarían a la sede de la policía en El Valle para chequearlos. La madre de los Machado bajó junto con sus hijos y al acercarse al vehículo Machito en el que se los llevarían, esperaba otro hombre. La madre recibió una patada en el pecho porque los hombres creían que ella subiría al automóvil. Los encapuchados no tenían orden de cateo.


La búsqueda. A partir de ese momento la familia se activó para buscar a los jóvenes. Fueron a la Fiscalía a hacer la denuncia, pero el lunes a las 4:30 am el Cicpc halló los cuerpos y los llevó a la morgue. Jesús David tenía tres tiros en la cabeza, uno el pecho, uno en un costado y otro en el cuello. Su hermano fue ultimado de un disparo en la espalda, uno en el costado derecho y dos en la cabeza.

Las víctimas y su madre, además de otros miembros de la familia, eran damnificados de las lluvias de Nueva Tacagua, en 2010. La mujer fue beneficiada con un inmueble de la Misión Vivienda en El Valle. Durante dos años estuvieron alojados en Fuerte Tiuna. En su estadía en el refugio, José Manuel tuvo problemas con un soldado que le fracturó una mano cuando hubo una discusión entre ambos por un pase que deben presentar los damnificados a la entrada del fuerte.

Se pudo conocer que los integrantes de este colectivo habrían matado a otras personas en un refugio de Fuerte Tiuna y en Catia.

“Los crearon para acabar con la delincuencia, pero están matando a inocentes”, indicó un damnificado que prefirió no suministrar su identidad para evitar represalias.


En Fuerte Tiuna. La semana pasada un grupo de encapuchados mató a David Ávila Figuera, de 27 años de edad, en un baño de su apartamento de la torre 5 en el refugio conocido como Complejo de Vivienda de Transición en Fuerte Tiuna. Le dieron dos disparos y le desfiguraron la cara a golpes y machetazos. La puerta del inmueble fue derribada a patadas, obligaron a salir a la esposa de Ávila Figuera y dejaron dentro a los hijos de la víctima cuyas edades oscilan entre los los 2 meses de nacido y los 7 años de edad.