• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Me da miedo que la policía les haga algo a los dos hijos que me quedan”

Madre de Yonaiker García | Omar Véliz

Madre de Yonaiker García | Omar Véliz

La mujer hace seguimiento a tres denuncias en Fiscalía para exigir que se haga justicia en ambos crímenes ocurridos en La Vega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una ráfaga de disparos puso en alerta a los vecinos del sector Los Mangos de La Vega. En el callejón La Gallera cayó desvanecido Yonaiker García, de 16 años de edad, tras haber recibido los impactos de bala. Algunos residentes de la zona e incluso la madre, Deysi Rodríguez, vieron cómo un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana le disparó al joven. Eran las 11:00 am del 5 de septiembre, y el muchacho salía con su papá, con quien trabajaba vendiendo plátanos.

Ese día, Deysi Rodríguez comenzó otro duelo y otra batalla para pedir justicia. Es el segundo hijo que funcionarios policiales han asesinado en tres meses. “Yonaiker venía llegando con su papá porque se iban a afeitar el cabello. Vi cuando llegó la patrulla de la Policía Nacional con dos oficiales y luego uno de ellos se le pegó a mi hijo y le disparó. Cuando llegué al callejón lo conseguí boca abajo y varios vecinos salieron de sus casas para tratar de ayudarlo. Uno de los policías me dijo que mi hijo se enfrentó con ellos y me mostró una pistola, pero quienes vimos cómo lo mataron sabemos que no fue un enfrentamiento”, aseguró.

Para la mujer es una historia ya vivida. Desde el 20 de junio Rodríguez ha pasado casi todas las noches en vela. Tiene dolores de cabeza y síntomas gripales intermitentes, y ha dejado de ir a la casa de familia donde trabaja como doméstica. Ese día, a las 5:00 am, funcionarios del Cicpc irrumpieron en su casa y mataron a su hijo José Miguel González, de 20 años de edad, y a un adolescente de 17 años que se había quedado allí a dormir luego de haber visto películas. “José Miguel había tenido problemas con un muchacho que vendía drogas en la zona y que fue asesinado. Si la policía quería investigarlo, debió detenerlo porque él tenía derecho a ser juzgado. Ellos aseguraron que fue enfrentamiento y también mataron a un adolescente amigo de mi hijo. Además de asesinarlos, los funcionarios se llevaron objetos de valor de mi casa y después dispararon contra las paredes para justificar que fue un enfrentamiento”.

Rodríguez no sabía nada de leyes antes de que fueran asesinados sus dos hijos mayores de los cuatro que tiene. Sin embargo, desde el primer homicidio buscó ayuda con la Red de Apoyo, que defiende a las víctimas de abusos policiales.

Tres denuncias en Fiscalía. Pese al duelo, la mujer le hace seguimiento a tres denuncias en las fiscalías 86, 90 y 126 del Área Metropolitana de Caracas. Dos son por los asesinatos de sus hijos y la tercera tiene que ver con lo que ocurrió después de que la comisión de la PNB mató a Yonaiker.

“Cuando le dispararon lo querían dejar tirado en la calle y como lo monté en la patrulla para que lo llevaran al hospital Pérez Carreño, me golpearon y me apuntaron con una pistola. Ahora debo presentarme cada 8 días en tribunales para mostrar la cédula y para que me saquen fotos”, dijo Joab Isaac García, papá del joven muerto. Además de los excesos policiales, el hombre asegura que los polinacionales le sembraron 200 gramos de marihuana. 

Casi un mes después, García sigue con el tórax hinchado, moretones y el brazo izquierdo adolorido, que durante unos días debió inmovilizar con un cabestrillo. "Ni la intimidación de los funcionarios nos va a detener, uno de ellos me dijo 'nos vemos en La Vega'. Nos comprometimos a hacer justicia con el asesinato de nuestro hijo y vamos a seguir recopilando información”.

Los padres del adolescente ultimado se separaron hace 14 años, pero el crimen los reencontró para realizar los trámites, en lo que también les ayuda la actual esposa de García. 

“Mi hijo era un gran apoyo para mí. A veces se quedaba en la casa de su papá para freír los tostones que vendían en Chacaíto, pero también me ayudaba a cuidar a sus hermanos de 5 y 8 años de edad. Él quería estudiar y salir adelante, pero me lo mataron”, dijo la madre del joven.

Los días de Deysi Rodríguez transcurren entre el agite de acudir a Fiscalía, buscar documentos, reunirse con abogados, asistir a la iglesia, visitar la Red de Apoyo para recibir asesoría legal y psicológica, pero también con la incertidumbre de volver a La Vega. 

Aunque una de las metas de la mujer es lograr que se haga justicia y tener fortaleza para salir adelante, le preocupan sus hijos pequeños: “Me dicen que me vaya del barrio, pero no tengo adónde ir. Me da miedo que la policía les haga algo a los dos hijos que me quedan”.

Irregularidades en el caso

En los resultados de la autopsia que le hicieron a Yonaiker García, de 16 años de edad, se indica que el adolescente recibió un disparo en tórax. Sin embargo, su madre asegura que cuando lo vistió se percató de que tenía cuatro tiros en el tórax, en la espalda, rostro y en la mano izquierda. Cuando Deysi Rodríguez, madre del adolescente, denunció el asesinato de su hijo de 16 años de edad, funcionarios del Cicpc le insinuaron que los oficiales de la PNB habrían confundido al muchacho con un delincuente de La Vega implicado en robo de motos.