• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Ella le tenía miedo, se negaba a hablar con él y por eso la mató”

Yuliangeny Bolívar fue asesinada a puñaladas por su ex pareja / Foto Raúl Romero

Yuliangeny Bolívar fue asesinada a puñaladas por su ex pareja / Foto Raúl Romero

Yuliangeny Bolívar, de 20 años de edad, fue asesinada de seis puñaladas presuntamente por su ex pareja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“La muerte no nos roba a los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. Siempre te recordaremos”. Esa fue una de las dedicatorias escritas en pancartas en las casas del caserío Mendoza de Caucagua. Los vecinos se despedían de Yuliangeny Bolívar Palacios, de 20 años de edad, que fue asesinada presuntamente por su ex pareja y padre de su hija de 3 años de edad.

Los fines de semana, la mujer acostumbraba compartir con sus vecinos, jugar cartas y tomar cervezas. El 26 de julio, abandonó el grupo a las 10:00 pm para atender la bodega que tenía en su casa y en el camino se encontró a Eiker Rengifo. “Él le pidió que se detuviera para hablar, pero ella le dijo que no tenía nada que decirle. No quería verlo más”, dijo Raimari Osío, amiga y vecina de la víctima desde hace 25 años, que estaba con ella en ese momento. Aseguró que las dos se sentaron en las gradas de la cancha, y al parecer Rengifo las persiguió e intentó persuadir a Yuliangeny, pero no obtuvo respuesta.

“Ella le tenía miedo, se negaba a hablar con él  y por eso comenzó a apuñalarla por la espalda. Cuando la agarró por el cabello y le cortó el cuello, reaccioné y salí corriendo para pedir auxilio”, dijo Osío. La mujer herida caminó varios metros antes de desplomarse cerca de su casa.

Julio César Bolívar, su padre, se despertó con los gritos de su esposa, que le avisó lo sucedido. La familia llevó a Yuliangeny en un carro particular al hospital de Caucagua, donde no pudo ser atendida por falta de insumos. “La remitieron al hospital Domingo Luciani, pero cuando llegamos ya no había nada que hacer. La atendieron, pero murió”, dijo Bolívar.


Semanas de acoso. Bolívar Palacios nació y se crió en el caserío Mendoza. Todos la conocían como “La mama” y solían verla en las vigilias de la Iglesia Pentecostal de la localidad, aunque no profesaba esa religión.

Además de atender la bodega de chucherías, trabajaba en un local de comida rápida en el centro comercial Buenaventura de Guarenas y cursaba segundo semestre de Enfermería en la Universidad Nacional Politécnica Experimental de la Fuerza Armada.  

De una relación a escondidas con Eiker Rengifo, presunto homicida, tuvo una niña hace tres años. Hoy los abuelos deben explicarle poco a poco por qué su madre no está con ella. “Yo nunca permití ese noviazgo. No sabía que él la seguía buscando después de que salió de la cárcel”, aseguró el padre de la víctima.

Cuando la mujer estaba embarazada, Rengifo fue detenido y encarcelado durante tres años en el Internado Judicial de El Rodeo, acusado por el delito de robo.

Los vecinos del caserío Mendoza aseguraron que desde los 15 años el hombre -que tiene 21 años de edad- tenía conductas delictivas. “Robaba a la gente, y en varias ocasiones había agredido con cuchillos a sus parientes”, indicó Bolívar.

Hace tres meses, Rengifo salió de la cárcel y volvió a buscar a su ex pareja. Osío, la amiga de la víctima, señaló que días antes del ataque Rengifo intentó otra vez comunicarse con Yuliangeny: “Ella se negó, y le pidió que no la fastidiara más, ni por mensajes ni en persona. Ella me comentó ese día que él le dijo que la iba a matar”.


Captura. Luego de la muerte de Yuliangeny, los habitantes de Mendoza presenciaron otro hecho violento: la captura de Eiker Rengifo.

Los funcionarios de la policía municipal de Acevedo localizaron al hombre el sábado en la mañana en una zona boscosa. “Salió con un rifle y se enfrentó a la policía. Trató de huir, pero al ver que lo tenían rodeado, se entregó”, dijo Bolívar.

Señaló que los lazos de vecindad que mantienen con la familia del presunto homicida se mantendrán en el tiempo. “Aquí todos nos conocemos y no buscamos a la gente para matarla. No le tengo rencor a sus parientes porque ellos no tienen la culpa. La culpa la tiene él”.





@MoreLosada24

vmoreno@el-nacional.com