• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

En mes y medio mataron a 5 personas en Caracas para robarle el celular

Hombre escribe en su celular mientras maneja | AP

7 de cada 10 delitos que ocurren son para robar un equipo telefonico | AP

En 2011 Conatel dictó una providencia para bloquear equipos robados. En la práctica no se cumple, y el delito va en auge por la escasez de repuestos y teléfonos nuevos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La semana pasada a Celeste Aída Gómez Salas le dieron un tiro en el costado por resistirse a entregar su celular, cuando entraba a su residencia en La Urbina. El teléfono es de fabricación china, que había adquirido en 100 dólares.

A Elifonso Fernández lo ultimaron en Sabana Grande y le quitaron el teléfono. A Miguel Ángel Moreno, en Catia; a Gilber Gamero, en Los Jardines de El Valle, y a Anthony Hernández, en la puerta de su vivienda, también los mataron para quitarles los equipos.  En 2011 ante los robos masivos de equipos Blackberry la Asamblea Nacional creó la Comisión Especial de Telefonía Móvil y Delitos Conexos. En diciembre de ese año, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones aprobó la providencia 1869 que establece que las teleoperadoras deben implantar mecanismos de recepción de denuncias de equipos robados, hurtados o extraviados, e instalar un sistema automatizado para la captura del IMEI, código internacional de cada equipo. Las compañías están obligadas a actualizar el registro de equipos bloqueados, compartirlo entre operadoras y conservar la data durante tres años. Después de la publicación de la providencia comenzó a bajar índice de este delito.

En 2012 se robaban 120.000 teléfonos inteligentes al mes, y lograron reducirse los robos 15%, según el diputado Ricardo Sánchez, quien impulsó la normativa. El parlamentario asegura que los avances se perdieron y actualmente se roban la misma cantidad de equipos que antes de que se dictara la normativa. Sánchez señaló que 7 de cada 10 delitos ocurren para arrebatar los teléfonos y en algunos de estos casos las víctimas terminan asesinadas. El delito, que venía en descenso, podría tener un repunte este año. Entre enero y la primera quincena de febrero asesinaron, por lo menos, a cinco personas en Caracas, más de la mitad de los homicidios reportados por esta causa en todo 2014, cuando asesinaron a nueve personas en la capital para quitarles el equipo.

En 2011 se contabilizaron 41 personas asesinadas para robarles el celular, en 2012 se registraron 12 casos y 13 en 2013, según datos recabados por el parlamentario. Los cuerpos de seguridad de los municipios Sucre y Baruta no llevan estadísticas de la frecuencia de este tipo de delitos, porque no suelen denunciarse. El criminólogo Fermín Mármol García explicó que ya no es necesario denunciar el robo ante el Cicpc para que las operadoras procedan a los bloqueos. Agregó que el robo en general, después de la corrupción, es el segundo delito que más se registra en el país. En la Policía de Chacao sí llevan cuenta de los celulares robados en la jurisdicción. El comisionado Yorbi Carvajal, director de Seguridad Ciudadana, reporta que a la semana se roban un promedio de 8 teléfonos móviles y este año ya van 60 reportes, casi lo mismo que se registró en 2014 cuando ocurrieron 56 casos. Carvajal explicó que este es uno de los delitos con más incidencias en el municipio. Asegura que en el día las zonas más afectadas son la calle Páez, en Chacao; en Altamira y en Los Palos Grandes. El comisionado explica que en la práctica la providencia no se cumple y el delito tiene auge frente a la escasez de repuestos y equipos nuevos que no se pueden importar por falta de divisas. Un equipo nuevo puede costar entre 50.000 y 145.000 bolívares y a las piezas de uno robado se le puede sacar hasta 200.000 bolívares. El funcionario añadió que han descubierto, por lo menos, 20 tiendas en el municipio Chacao que venden o reparan teléfonos celulares sin el respaldo de facturas que evidencien en dónde se adquirió la mercancía. Aunque reportaron esta irregularidad ante el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, no se ha obtenido respuesta relacionada con el inicio de una investigación.

Exportan los teléfonos robados al exterior


La providencia de Conatel no establece regulaciones para evitar la exportación de celulares robados. El diputado Ricardo Sánchez explicó que los móviles, aunque son bloqueados en Venezuela, se están exportando al exterior porque no hay un convenio internacional que bloquee los teléfonos fuera del país. El diputado propuso una alianza a través de Mercosur que garantice que se evite el tráfico de estos dispositivos.

Mármol García enfatizó que para que haya una alianza latinoamericana para evitar la exportación de equipos robados se necesita que “el mismo mal pase en otros países” y estos casos no se ven en todos los países latinoamericanos. En Colombia, sin embargo, se sanciona con multas a quien compre un celular robado y los locales dedicados a este negocio son expropiados. 

“El robo de celulares es un delito impune que no hemos podido combatir. Los delincuentes encontraron un modo operandi rentable y con poco riesgo”, expresó el criminólogo.

Un técnico que repara celulares explicó que todos los equipos son vulnerables, menos el Iphone. Asegura que aunque la providencia de Conatel permite el bloqueo de los equipos Blackberry a través de la casa matriz de Canadá, hay maneras de desbloquear el pin y el IMEI de los teléfonos más antiguos. Cuando se dictó esta normativa, 68% de los equipos vendidos eran de este modelo y plataforma. Actualmente, los equipos que funcionan con android son los más vulnerables y también los más cotizados.

El técnico explicó que hay teléfonos que aún se pueden desbloquear debido a que solo está reportado como robado en una operadora y no en las tres, aunque la providencia ordena a las compañías a compartir la data. Con una caja electrónica de liberación, que se usa para hacer reparaciones y no se trata de una herramienta ilegal, también se pueden cambiar los seriales de los equipos para seguir usándolos.