• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

De un tiro mataron a conductor en autopista Caracas-La Guaira

Luego de propinarle una golpiza, liberaron al acompañante | Foto Omar Véliz

Luego de propinarle una golpiza, liberaron al acompañante | Foto Omar Véliz

Un delincuente lo tomó como rehén en Maiquetía junto al colector y a un transportista cuando iba a trabajar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alejandro Álvarez, de 52 años de edad, conductor de la línea José María Vargas, que cubre la ruta Canaima-Tanaguarena, estado Vargas, fue ultimado de un tiro en la cabeza ayer en la mañana cuando el delincuente que lo tomó como rehén junto a su colector y a otro transportista detuvo la unidad en el kilómetro 0 de la autopista Caracas-La Guaira, en sentido a la plaza de Catia.

Álvarez y sus acompañantes salieron en la camioneta Iveco 512, blanca, año 2011, placas 06AA2RW, de un estacionamiento en la esquina de Navarrete en Maiquetía. Álvarez comenzaría sus labores con su sobrino político, que es el colector, y le dio la cola a Maikel Colmenares, otro transportista que iba a buscar su autobús en el sector Pariata.

Cuando habían recorrido unos metros fueron interceptados por un hombre que subió a la unidad, los sometió con un arma de fuego y los despojó de sus pertenencias.

El delincuente obligó a Álvarez a dejar el volante y le ordenó al otro conductor que manejara  mientras a los otros dos hombres los envió al último asiento.

Así, la unidad tomó la ruta de la autopista Caracas-La Guaira. Todos los días en el antiguo peaje de esa vía hay un punto de control; ayer no estaban los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, pero sí los conos. Eso facilitó la comisión del delito.

Cuando el vehículo iba por el kilómetro 0, el delincuente ordenó que se detuvieran y dijo al colector y a Álvarez que se bajaran. El primero en salir fue el colector y cuando Álvarez descendió, recibió un tiro en el occipital que le ocasionó la muerte. El cadáver quedó en una cuneta.

El delincuente obligó a Colmenares a continuar hacia la avenida Sucre donde lo esperaban dos hombres en una camioneta blanca en la que huyó. Esos dos delincuentes subieron al Iveco, le dieron una golpiza y lo bajaron del vehículo que luego se llevaron. Colmenares fue auxiliado por transeúntes que lo trasladaron al Hospital de Los Magallanes de Catia. En la tarde declaraba en la División contra Homicidios del Cicpc.

William González, dueño del Iveco y presidente de la línea José María Vargas, llegó al sitio, dijo que Álvarez era muy querido en el estado Vargas y que tenía un mes como avance con esa camioneta. Explicó que los transportistas de esa entidad están agobiados por la inseguridad. Los robos en las unidades son frecuentes, así como los secuestros de los conductores, a pesar de los operativos policiales y los puntos de control.