• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Se mantiene paro de transporte en Cotiza por homicidio de chofer

La mayoría de los vecinos de Galipán no pudo movilizarse a Caracas. Algunos tuvieron que pedir cola para llegar a su sitio de trabajo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por segundo día consecutivo se mantuvo el paro de transporte organizado por los representantes de la línea Waraira Repano, que cubre la ruta Cotiza-Galipán. Los choferes continuarán con el servicio suspendido hasta que la seguridad sea reforzada en la zona.

La mayoría de los habitantes de Galipán que dependen de este servicio para trasladarse a sus sitios de trabajo y estudio no han podido movilizarse. A esos sectores no suben los mototaxistas. Algunos se vieron obligados a pedir cola. Ese es el caso de Robert Useche, quien manifestó que un vecino lo llevó hasta el centro de Caracas para que tomara un bus que lo llevara a su oficina. “Cuando salga lo llamaré para que me dé la cola otra vez. Muchos vecinos se quedaron varados en sus casas a la espera que la situación se normalice”, dijo.

La medida de protesta fue tomada desde el domingo en la mañana, cuando asesinaron a un conductor identificado como Alejandro Pérez Colmenares, de 31 años de edad, para despojarlo del vehículo rústico que usaba para trasladar a los pasajeros desde Cotiza hasta San José de Galipán.

El asesinato también devino en una protesta. Vecinos y transportistas cerraron los accesos a Cotiza y a la altura de Llano Grande, vía Galipán, para exigir a los funcionarios del Comando Forestal de la GNB que reforzaran los operativos de vigilancia en el sector. La manifestación fue interrumpida por militares que lanzaron bombas lacrimógenas. A una vecina la empujaron y la golpearon. Mientras que el conductor, José González, que trabaja en esa línea de transporte, también lo agredieron en la cabeza.

El ataque perpetrado por los militares se originó después de una reunión sostenida con los transportistas y residentes del sector. En la asamblea ellos habían acordado que reforzarían el patrullaje desde Cotiza hasta la Quinta Anauco, en San Bernardino, así como también a la altura del puesto de guardaparques de Llano Grande.

“Al parecer no tenemos derecho de protestar en este país. Trancamos las calles de forma pacífica porque estamos cansados de los azotes, y nos corren con bombas y nos golpean. No vamos a levantar el paro hasta que los funcionarios reconozcan sus actuaciones violentas y tomen medidas contundentes para frenar el hampa”, expuso Víctor Pérez, transportista del sector.