• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Él nunca fue malo. No merecía morir así”

Con la muerte de Rafael Castillo la cifra de funcionarios muertos de manera violenta en 2014 en la Gran Caracas asciende a 125 personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El asesinato del inspector agregado del Cicpc, Rafael Castillo, de 43 años de edad, enlutó una vez más a los funcionarios de la policía judicial. Luego de que los compañeros se enteraron de que el agente fue asesinado ayer a las 8:20 am en La Vega, algunos se presentaron en el lugar del suceso mientras que otros fueron a la morgue de Bello Monte para solidarizarse con los familiares de Castillo.

El inspector recibió un disparo en la cabeza cuando se dirigía a su trabajo con un mototaxista de confianza que solía buscarlo en su residencia ubicada en la urbanización Terrazas de La Vega. Según testigos, Castillo fue emboscado por delincuentes que le robaron su arma de reglamento. Sin embargo, ayer los pesquisas del Cicpc no tenían claro si los homicidas se desplazaban en una motocicleta o en un automóvil.

Minutos después del crimen en la zona hubo un despliegue de funcionarios de varias divisiones del Cicpc y de la Policía Nacional Bolivariana. La hermana del funcionario, Norma Castillo, fue uno de los familiares que llegó al lugar del crimen. Allí destacó lo ejemplar que fue su hermano como padre y como policía: “Él iba a su oficina. Todo el mundo pide justicia en el país, pero no sabemos qué hacer con tanta inseguridad. Él nunca fue malo. No merecía morir así”.

Con la muerte de Rafael Castillo la cifra de funcionarios muertos de manera violenta en 2014 en la Gran Caracas asciende a 125, de acuerdo con cifras extraoficiales. Un funcionario de la policía judicial aseguró en las afueras de la medicatura forense que según el registro que maneja en lo que va de año han asesinado a 11 funcionarios del Cicpc. “80% de los casos está resuelto, pues hemos practicado aprehensiones y el resto de los delincuentes están identificados y solicitados”.

El inspector agregado tenía más de 20 años de servicio en el Cicpc. Gran parte de su carrera la ejerció en la División contra Homicidios y actualmente estaba adscrito a la División contra Drogas. Estudió la licenciatura de Ciencias Policiales en el Iupolc. Castillo tenía dos hijas de 19 años y 20 años de edad.