• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Con aplausos y lágrimas despidieron a los salesianos asesinados en Valencia

Con aplausos y lágrimas despidieron a los salesianos asesinados en Valencia / Tibisay Romero

Con aplausos y lágrimas despidieron a los salesianos asesinados en Valencia / Tibisay Romero

Los religiosos asesinados tenían más de 50 años sirviendo cabalmente a la comunidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos misas exequiales se realizaron en la Iglesia María Auxiliadora, en honor a los religiosos salesianos que fueron asesinados la noche del 15 de febrero en sus habitaciones en el Colegio Don Bosco de Valencia.

Durante la primera de ellas, el presbítero Jhonny Reyes, ex director del Colegio dijo durante su homilía que era importante el perdón de los cristianos hacia los dos asesinos. “Es lamentable que una situación como la que estamos viviendo en Valencia, con expresiones superficiales y mezquinas se ha querido tergiversar la realidad de este hecho”, dijo en alusión a lo declarado por el Ministro de Interior, Justicia y Paz sobre el caso.

Recalcó que los dos señalados por el crimen no fueron en ningún momento alumnos de los Salesianos.

Reyes enfatizó que los religiosos asesinados tenían más de 50 años sirviendo cabalmente a la comunidad, y en especial, a los niños y jóvenes. “Mal pudiéramos estar pensando sobre situaciones de pederastia, de maltrato o de pase de facturas”.

Asimismo solicitó que desde las más altas autoridades del país, se asuma este acontecimiento como un elemento de reflexión y dé una posibilidad grande para educar a los muchachos.

El sacerdote además dijo que son una congregación con casi 120 años en el país y que han renovado la vocación de entrega en su servicio.

Sólo un robo. El provincial de los Salesianos en Venezuela, Luciano Stefani, consultado sobre versiones que dejarían entrever que hubo algo más que robo, dijo  que ya se ha pronunciado la patóloga y el forense: “No ha habido ninguna otra acción sino el intento de robo, probablemente se han resistido y por eso hubo ese atropello y esa muerte tan violenta y salvaje”.

Stefani agregó que la vida intachable de dos religiosos que dedicaron su vida a educar y formar a los jóvenes, no puede empeñarse por insinuaciones sin ningún fundamento. Sobre los dos adolescentes señalados de asesinar a los salesianos, señaló que esperan que encuentren el camino para rectificar hacia la convivencia humana de una forma pacífica y con amor.

Sobre la profanación de las hostias, Stefani dijo que querían llevarse los vasos sagrados que pensaban eran de oro puro “con mucho valor económico”, pero no era así.

La segunda misa exequial fue conducida por monseñor Reinaldo Del Prette, arzobispo de Valencia, junto a numerosos sacerdotes. Asistieron el alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola, y el de San Diego,  Enzo Scarano.

A los religiosos los despidieron con aplausos y lágrimas en los ojos. El cadáver del hermano Luis Sánchez fue enterrado en el santuario de María Auxiliadora y al sacerdote Jesús Plaza lo trasladaron hasta el estado Mérida, por petición de sus familiares, para darle cristiana sepultura allá.