• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

4 jóvenes muertos y uno herido en accidente en la Francisco Fajardo

Familiares de las víctimas fueron a la morgue para retirar los cadáveres | Foto: Antonio Rodríguez

Familiares de las víctimas fueron a la morgue para retirar los cadáveres | Foto: Antonio Rodríguez

Regresaban de una fiesta de prograduación en una discoteca de El Hatillo ayer en la madrugada. Iban a Las Adjuntas, en Macarao 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuatro jóvenes murieron y uno resulto herido cuando el vehículo Yaris gris en el que viajaban chocó, volcó y se incendió ayer a las 4:15 am. Regresaban a sus casas en Las Adjuntas, en Macarao, y venían de una fiesta de prograduación en un local nocturno de El Hatillo.

El hecho ocurrió debajo del puente Salvador Allende, que une la UCV con Plaza Venezuela, en la autopista Francisco Fajardo, sentido este-oeste.

Las víctimas fueron identificadas como Joan Alberto Ferreira, de 16 años de edad, conductor del auto y estudiante de quinto año de bachillerato; su novia Johana Ginette Maita González, de 16 años, estudiante de cuarto año de ciencias en el liceo Aplicación en Montalbán III; Alejandro Goncalvez, de 21 años; y Dolfran Jaimes, de 15 años de edad, ambos amigos de Ferreira. Jaimes estudiaba cuarto año en el liceo José Antonio Páez y vivía en la urbanización Kennedy de Macarao.

La persona que resultó herida es Wilger Leonel González, de 20 años, que fue sacado del auto por una comisión de funcionarios de la Policía Nacional y trasladado al hospital Pérez Carreño.

Leginé Ramos, amiga de los jóvenes, dijo que iba en un taxi detrás del Yaris luego de salir de la discoteca Romeo, en el sótano del centro comercial El Hatillo. Señaló que el vehículo chocó contra la base del puente Salvador Allende, volcó y se incendió. Al sitio llegaron comisiones de los bomberos de Plaza Venezuela y de la UCV. Luego se presentaron bomberos de la Región Capital, al mando del jefe de Operaciones Alfonso Ojeda, que rescataron a las víctimas.

Carmen Regalado, tía de Jaimes, llegó a la morgue. Dijo que el muchacho era hijo único y que su mamá se opuso a que fuera a la fiesta debido a la inseguridad, pero permitió que fuera con sus amigos porque iban en un auto. Jaimes había estudiado con Ferreira, pero luego lo cambiaron a otro liceo. Sin embargo, aún eran amigos.

Regalado dijo que su sobrino quería estudiar Medicina luego de terminar bachillerato, y que se quería especializar en cirugía plástica.

Johana Maita era la menor de tres hermanos y la única hembra. Era novia de Ferreira desde hacía seis años.

Gilberto Ferreira, tío del conductor del vehículo, indicó que su sobrino practicaba motocross desde los 6 años de edad, que pertenecía a la categoría Expertos Nacionales MX2 y que en noviembre regresó de una competencia en Miami. Dijo que tenía previsto volver a los Estados Unidos en enero para participar en otra competencia.

Los parientes de Ferreira y de Maita González conversaban en la morgue para acordar sepultarlos juntos.

La fiesta de prograduación era de los alumnos de quinto año del colegio Ave María en La Paz, donde estudiaba Ferreira. El año próximo se iba a graduar de bachiller.

Momentos de intenso dolor se vivieron en la morgue cuando llegaban los padres, familiares y amigos de los jóvenes, y se fundían en un abrazo. Alberto Ferreira, padre del conductor y propietario del Yaris, no podía ocultar su pesar por la muerte del mayor de sus dos hijos. El accidente los sorprendió a todos. Algunos no podían creer lo que ocurrió.