• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

La inusual celeridad

El tratamiento que recibieron los familiares de de los 2 jóvenes asesinados en Catia no fue el una víctima más de la violencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los cadáveres de los 2 jóvenes asesinados en Catia fueron parte de los 406 cuerpos llevados a la morgue de Bello Monte en febrero. Sin embargo, el tratamiento que recibieron sus familiares no fue el una víctima más de la violencia. En un fin de semana, cuando la morgue trabaja con menos personal y se retrasa la entrega de cadáveres, los cuerpos de Luis Fabián y Yamir Tovar fueron entregados el mismo domingo que los encontraron sus familiares.

Los gastos de los sepelios corrieron por cuenta del Ministerio de Interior y Justicia. Las facturas, que se hicieron a nombre de las familias, reportan el pago de 52.100 bolívares por la parcela 22B del Cementerio del Este donde fueron enterrados los jóvenes. “Cuando estábamos firmando los papeles para pagar, no nos dejaron. El gobierno pagó todo”, contó un familiar de Tovar.

El viceministro de Investigación Penal, Saúl Utrera, abordó a las familias en la morgue ese domingo. Llevó un equipo de prensa que entrevistó a la madre de Fabián y al hermano de Tovar y difundió una nota con sus declaraciones que titularon: “Familiares de jóvenes fallecidos en Catia desmienten que fuesen asesinados por participar en guarimbas”.

Los funcionarios impidieron que la prensa se acercara a los familiares. Las autoridades desalojaron a los allegados de las víctimas por la rampa por la que descargan las furgonetas.

El Nacional solicitó por escrito y por teléfono una entrevista con el viceministro Utrera. Pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.