• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Dispositivos tecnológicos reducirían delitos en hospitales

Min Salud aspira a operar a 8.000 personas con un plan especial de 3 meses | Foto: Jack Bocaranda / El Nacional

Todos los accesos deben estar custodiados por vigilantes que chequeen a las personas | Foto: Jack Bocaranda / El Nacional

Hacer un diagnóstico de las zonas vulnerables es la primera medida que deben adoptar las directivas  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La seguridad en los centros de salud no depende sólo de la cantidad de vigilantes que los cuiden, también resulta imprescindible dotarlos de equipos electrónicos que se utilicen correctamente para que los hospitales sean lugares donde se salvan vidas y no donde se pierdan por el auge delictivo.

Un sistema integrado de cámaras y televisión, radios de onda corta para la comunicación de los vigilantes, botones de pánico distribuidos en puntos claves y un control minucioso de los accesos disminuiría las posibilidades de que se cometan delitos y permitiría, en caso de que suceda, capturar al agresor rápidamente, indicó el analista de seguridad Jorge López.

En la mayoría de los hospitales caraqueños hay vigilantes en las entradas, sin embargo, la revisión es arbitraria y poco exhaustiva. No poseen detectores de metales manuales y en los pocos donde hay arcos que cumplen esa función, como los dos del Pérez Carreño, no sirven.

Ingresar armados o salir tras haber robado pertenencias de particulares o medicinas no requiere de mayor destreza hamponil en ninguno de los centros de salud de Caracas.

Las cámaras de seguridad son pocas y los trabajadores aseguran que no funcionan por completo, como es el caso del Domingo Luciani. Otros, como el Pérez de León, la Maternidad Concepción Palacios y el Magallanes de Catia carecen por completo de ellas. El blindaje de información oficial no permite conocer si tienen cuartos para observar el sistema de circuito cerrado.

Otra de las fallas de seguridad en las instituciones públicas es la comunicación directa desde varios puntos del hospital con el personal de seguridad y la ausencia total de botones de pánico.

En el hospital de El Llanito los doctores deben llamar a través de sus teléfonos celulares, mientras que en la Concepción Palacios no hay forma de comunicarse.

¿En dónde y cómo deben usarse? López aseguró que los arcos de seguridad no son diseñados para hospitales pues por ellos no pasan las camillas. Todos los vigilantes apostados en los accesos deben, además de verificar los bolsos, utilizar un detector manual de metales.

El especialista agregó que el sistema de cámaras debe estar en todas las áreas, excepto en los baños. Debe existir un cuarto de vigilancia con pantallas amplias para ser monitoreadas las 24 horas.

Los botones de pánico deben estar en todos los accesos, baños, quirófanos, consultorios y en los puestos de enfermería de cada piso. La cantidad de equipos variará de acuerdo con la infraestructura de cada hospital.

Acciones a tomar. Lo primero que deben hacer las directivas de los centros de salud es diagnosticar los lugares donde se producen más delitos y tratar de mantener pocos accesos de personal, pacientes y visitantes, para controlarlos por completo, indicó el ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta.

La dirección de seguridad institucional deberá evaluar a los trabajadores y verificar que no tengan antecedentes delictivos. Relató que cuando comenzó como director del hospital Vargas, al menos 50% de los vigilantes tenían registros policiales.

“Se tiene que trabajar con grupos profesionales, policías, expertos en seguridad personal y entender la seguridad como un problema de todos. Crear conciencia de seguridad en la institución y trabajar preventivamente”, dijo Oletta.

Emergencia

Ante las situaciones de riesgo que se pueden presentar en un centro de salud, el ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta, recomienda a los trabajadores y pacientes:

*  Adoptar una actitud tranquila y bondadosa. 

*  No responder a las amenazas de la misma forma. 

*  No dar órdenes. 

*  Reconocer los sentimientos de la persona (“Sé que usted está muy molesto”). 

*  Evitar cualquier conducta que pudiera interpretarse como agresiva

*  No tutear a la persona.

*  Ofrecer su ayuda.

*  Siempre mantener un camino abierto para salir. 

Verificación rigurosa

Todo el personal de seguridad debe ser chequeado para garantizar que no tenga antecedentes delictivos.

La Cifra

64cámaras, por lo menos, debería tener un hospital de cuatro pisos, de 400 metros cuadrados en cada nivel. Se requerirían 10 cámaras por piso, además de otras en diferentes áreas.