• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

6 hombres participaron en crimen de Serra y su asistente

Habrían robado armas de fuego y dinero en efectivo | Foto Angélica Lugo

Habrían robado armas de fuego y dinero en efectivo | Foto Angélica Lugo

Dos de los hombres vestían como santeros y llegaron a La Pastora en un Toyota Corolla y una moto. Ministro Rodríguez Torres dijo que se trató de un hecho intencional 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A las 7:30 pm de este miércoles cuando el diputado del PSUV, Robert Serra, llegó a su domicilio en La Pastora despidió a sus dos escoltas adscritos a Policaracas porque habían culminado sus labores. Tenía otros dos guardaespaldas de la GNB, pero ese día no trabajaron.

Se presume que María Herrera, asistente del parlamentario, que estaba en la planta baja de la vivienda pudo permitir la entrada del grupo de hombres que llegó pasadas las 9:30 pm de ese día. Serían seis sujetos, dos de ellos con vestimenta de santeros.

Fuentes extraoficiales indicaron que Herrera fue la primera en ser asesinada de 6 heridas punzopentrantes. Luego Serra fue víctima de la violencia de los sujetos que le habrían propinado entre 36 y 40 heridas del mismo tipo, en el segundo piso de la casa. Al parlamentario lo amordazaron y maniataron, también el cuerpo habría sido enrollado con tirro. Por las características de las heridas que tenían los cadáveres se presume que utilizaron un punzón para ultimarlos.

Los cuerpos del diputado y su asistente fueron hallados por otra de sus ayudantes que llegó a la residencia después de las 9:30 pm.

No se descarta que algunos de los homicidas conociera a Serra y a su asistente o habrían utilizado algún pretexto para facilitar que les permitieran la entrada a la casa. A simple vista la reja blanca de la vivienda no luce violentada.

El grupo habría llegado en un Toyota Corolla y una moto. Se informó que los homicidas habrían cargado con un fusil R15, un M16, municiones y dinero en efectivo.

En una breve rueda de prensa, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, dijo que de acuerdo con la pesquisa el hecho fue planificado y organizado, además lo ejecutaron en aproximadamente 15 o 20 minutos “utilizando un arma punzopenetrante la cual ocasionó la muerte del parlamentario por un shock hipovolémico (hemorragia)”.

Videos en varias manos. Durante la noche los investigadores de la División Contra Homicidios y de Inspecciones Oculares del Cicpc practicaron una revisión de la residencia y hasta ayer en la mañana estuvieron colectando evidencias para analizarlas en el Laboratorio de Microanálisis. Fueron más de 14 horas de despliegue de funcionarios del Cicpc, Sebin, PNB, DGIM en las adyacencias de la casa del diputado y en toda la parroquia. Agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar se llevaron los registros de las seis cámaras que están en la vivienda de Serra, dos son visibles en la fachada de la vivienda.

A las 2:00 am funcionarios del Cicpc se llevaron la unidad de memoria de las cámaras de seguridad de una vivienda situada en la esquina de San Fernando. A las 9:00 am funcionarios del Cicpc también se llevaron el registro de la cámara de seguridad externa de dos negocios de la zona. Cuatro funcionarios del Ministerio Público visitaron la escena del crimen en la mañana.

Los cadáveres de Serra y Herrera fueron sacados de la morgue a las 8:54 am de ayer, una vez que sus familiares los reclamaron. Fueron llevados a la funeraria Vallés donde los prepararon para el velatorio en capilla ardiente en la Asamblea Nacional.

El director de Policaracas, Robinson Navarro, guió la caravana de funcionarios que escoltó los vehículos que trasladaron los cuerpos. A la morgue también llegó Mariebel Armas, funcionaria del Ministerio de la Juventud. La mujer, muy afectada por la muerte de Serra, habría hablado con él, por teléfono, minutos antes de su muerte.

Desde que fue electo diputado, a Serra le habían matado dos escoltas: uno fue el detective del Cicpc, Alexis Barreto, de 25 años de edad, cuyo cuerpo fue hallado en el Ávila. El otro guardaespaldas ultimado, en 2011, fue Seles Roberto Abreu, de 25 años, a quien le robaron la moto y la pistola, en Carapita.