• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

4 hombres murieron en dos tiroteos

Tres de los fallecidos estarían implicados en la muerte de una administradora en el municipio Baruta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un enfrentamiento con funcionarios de la División Contra Homicidios del Cicpc murieron tres hombres señalados de haber asesinado a María Clemencia Vezga Pinzón, administradora de 44 años de edad, la noche del 8 de agosto, cuando intentaron despojarla del celular en la calle principal de Terrazas del Club Hípico, en Baruta.

Ella salía del centro comercial Terras Plaza en su auto Aveo azul, con tres mujeres, cuando recibió el disparo. Una de las acompañantes entregó su celular pero Vezga lanzó su IPhone al piso y uno de los delincuentes le dio un tiro en el tórax. Ingresó sin signos vitales a la clínica Leopoldo Aguerrevere, en Prados del Este. Los dos ladrones escaparon en una camioneta Tahoe . Un vigilante que observó el hecho lo notificó a la policía de Baruta.

Extraoficialmente se conoció que, a las 5:00 am de ayer, tres hombres, entre estos un adolescente de 17 años de edad, buscados por el homicidio de Vezga, se desplazaban en una camioneta Ford Explorer blanca que estaba solicitada y se enfrentaron a la comisión de la policía científica. El tiroteo ocurrió en el barrio Santa Cruz del Este.

Los dos adultos fueron identificados como Meiser Miguel Cervantes Arrieta, de 20 años de edad; y Yeifry Antonio Vargas Silva. A los fallecidos les incautaron tres armas de fuego.

Albertina Figueroa, abuela de Vargas Silva, dijo que este vivía con su mamá. “No tenía pistola ni antecedentes”, añadió.

La mujer indicó que los hombres estaban sentados cuando llegaron los funcionarios disparando.

En otro enfrenamiento con efectivos del Cicpc murió Kelvin Díaz, de 23 años de edad, a quien apodaban “Trencita”. El suceso se registró en la calle El Triángulo, barrio Cañicito, sector La Cruz de la parroquia Santa Rosalía. Díaz estaba solicitado por el Tribunal 13° de Control de Caracas por homicidio intencional calificado en grado de frustración.