• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Mi hijo tuvo que dejar de estudiar por miedo”

Lewin Bayuelo fue uno de los cuatro cadáveres ingresados en la morgue de Bello Monte entre el lunes por la tarde y ayer en la mañana | Foto Alex Delgado

Lewin Bayuelo fue uno de los cuatro cadáveres ingresados en la morgue de Bello Monte entre el lunes por la tarde y ayer en la mañana | Foto Alex Delgado

Lewin Bayuelo, padre, dijo que su hijo fue asesinado por miembros de dos bandas delictivas del sector, que integran los grupos “La Escuelita” y “Los Turumos”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Lewin Bayuelo, de 15 años de edad, lo ultimaron de un disparo en la pierna derecha el lunes a las 3:00 am en el callejón Caracas de la parte alta del barrio San José, en Petare. Ese día estaba reunido con unos amigos en la platabanda de la casa de un vecino y al percatarse de que venían delincuentes de la zona, se lanzó al nivel inferior, pero resultó herido de bala.

El padre del adolescente, Lewin Bayuelo, dijo que su hijo fue asesinado por los miembros de dos bandas delictivas que operan en el sector que, de acuerdo con fuentes policiales, integran los grupos delictivos de “La Escuelita” y de “Los Turumos”.

“Varios muchachos llegaron disparando de la parte de abajo del barrio y el hijo mío recibió el tiro en una vena de la pierna derecha y se desangró. Siempre que los miembros de la banda de abajo ingieren licor suben a disparar, atracar y hacer de las suyas. Las autoridades, que se pongan las pilas porque están quedados. Aunque hay presencia policial en la zona, los funcionarios no se meten por los callejones”, expresó el hombre.

Bayuelo destacó que su hijo dejó de asistir a primer año de bachillerato por medidas de seguridad, pues los delincuentes que lo habrían atacado lo mantenían amenazado.

“Él tuvo que dejar de estudiar por miedo porque tenía problemas con los miembros de las bandas que hacen vida en la parte de abajo del barrio. Cuando mi hijo regresaba de clases lo agarraban a cada rato en el terminal de Petare. No sé por qué Lewin tuvo problemas con esos delincuentes, pero imagino que se debe a rivalidades de colegio”, explicó.

A la morgue de Bello Monte también llegaron otros familiares del adolescente asesinado. Una de sus tías, que mostraba en su celular la última foto que se tomó su sobrino, relató entre lágrimas que el joven era muy alegre: “Era un niño feliz. Le encantaba escuchar salsa, reír y echar chistes. Sus amigos le han escrito mensajes muy lindos en su Facebook”.

Bayuelo trabajaba en una imprenta y el 29 de enero iba a cumplir 16 años de edad.

En Catia. Francisco Torrealba, de 35 años de edad, fue asesinado con arma blanca en el callejón San Ignacio en el barrio Alta Vista, en Catia, el sábado a las 10:30 pm. José Eros, tío de la víctima, contó que su sobrino solía trabajar por su cuenta como obrero. El día que fue ultimado, el hombre estaba parado en las afueras de su casa y después de no aceptar la orden de un vecino que le dio un dinero para que comprara licor, fue atacado.

“Cada vez más la inseguridad es muy fuerte en este país. Hace cuatro años una pareja de motorizados me disparó por la espalda para robarme mi moto Yamaha, cuando me paré en el hombrillo de la avenida Francisco de Miranda. Estoy vivo de milagro”, manifestó el hombre, que a consecuencia de ese robo camina con dificultad.

La Cifra
4.674 cadáveres han sido ingresados a la morgue de Bello Monte durante 2014, de acuerdo con cifras extraoficiales. En los primeros 9 días de diciembre van 138 cuerpos