• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Tres guardias heridos al ser blancos de granada

Persiste el uso de granadas en los hechos delictivos | Foto Cortesía El Propio

Persiste el uso de granadas en los hechos delictivos | Foto Cortesía El Propio

El hecho ocurrió el domingo en la madrugada, en la Autopista Regional del Centro, en ruta hacia Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres sargentos de la GNB fueron heridos con esquirlas de granadas el domingo en la madrugada, en el sector Maitana de la Autopista Regional del Centro, en ruta a Caracas.

Los lesionados son los sargentos primero Eduardo Carrizo, Moisés Rodríguez y José Barrera, adscritos al comando del kilómetro 28 de esa vía.

Los militares advirtieron la presencia de un Fiat Palio, vino tinto, placas AB012MP, que les pareció sospechoso y les dieron la voz de alto a los conductores que lanzaron una granada y se dieron a la fuga, pero el auto fue recuperado posteriormente en un tramo de la autopista, el cual está sometido a experticias para activar los rastros dactilares de los ocupantes, además determinarán la identidad del dueño del auto o si este figura entre las denuncias de carros robados.

El primer ataque en el cual los autores usaron granadas ocurrió en la avenida Rómulo Gallegos, frente al CDI Los Dos Caminos cuando un grupo delictivo intentó plagiar a dos hermanos. Fueron 20 minutos de tiroteo que resistieron los oficiales de Polisucre.

A finales de septiembre, luego de la muerte de un hombre apodado Mini Joe, los grupos delictivos comenzaron ataques a cuerpos policiales con granadas.

Los Dos Caminos. Una comisión de Transporte de Polisucre detuvo ayer en la mañana a Cristian Raúl Rosales Torres, de 20 años de edad, que vive en Altagracia de Orituco, en la primera transversal con avenida Sucre de Los Dos Caminos luego de que el hombre robó a usuarios de una camioneta de pasajeros que cubre la ruta Sebucán-Santa Eduvigis.

Rosales Torres amenazó a los pasajeros con detonar una granada que llevaba dentro de un bolso. Había subido a esa unidad en la avenida Sucre de Catia, dijo William Contreras, director encargado de Polisucre.

En lo que bajó del vehículo lo hicieron otros pasajeros que denunciaron el hecho ante Polisucre, organismo que le hizo un seguimiento para detenerlo. Al verse rodeado botó el morral que al ser revisado por funcionarios del Sebin determinaron que era una granada aturdidora, tipo Stum, sin marca ni modelo y además llevaba dos celulares robados a los usuarios.