• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"Ella era la que nos encaminaba"

Amundaraín vivía con su madre, su pareja de hace 13 años y sus hijos / Álex Delgado

Amundaraín vivía con su madre, su pareja de hace 13 años y sus hijos / Álex Delgado

A Francis Amundaraín la recuerdan como coqueta, emprendedora y desvivida por sus dos hijos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Faltan dos días para mi cumpleaños", fue la última actualización que hizo Francis Carolina Amundaraín Ramos en el chat de su teléfono celular el miércoles en la noche. Pocas horas después, el jueves en la mañana, la asesinaron cuando se dirigía al gimnasio para comenzar, como siempre, sus actividades del día. Su cuerpo quedó tendido en la calle Copérnico, entre la avenida Orinoco y la calle Nueva York de Las Mercedes.

El viernes, Francis hubiese cumplido 38 años de edad y desde hacía casi un mes esa era la gran noticia. "Vayan comprando sus regalos porque cumplo años el 20 de septiembre",  recordó ese día Daniela Ramos, su madre, al lado del ataúd.

Los que asistieron al funeral recuerdan a Amundaraín como una mujer coqueta, siempre vestida de punta en blanco, trabajadora, emprendedora y desvivida por sus dos hijos: tenía una hija de 19 años de edad y uno de 5 años de edad.

"Ella siempre estaba encaminada y era la que nos encaminaba no sólo a la familia, sino hasta a sus amigas, que muchas veces las llamaban por un problema para pedirle consejos", aseguró Ramos.

Destacó que su hija trabajó durante unos años en la aduana en el puerto de La Guaira pero se cambió a una empresa en Las Mercedes. Allí se dedicaba a ejercer su profesión de administradora.

El día a día de la víctima era despertarse a las 5:00 am para ir al gimnasio en el que practicaba yoga y pilates, entraba al trabajo, del que salía entre 5:00 pm y 6:00 pm. Regresaba a su casa, en Caricuao, donde vivía con sus dos hijos, su pareja desde hace 13 años y su madre. "Yo era la que le hacía su comida y la ayudaba con sus hijos", relató Ramos.

Además de su trabajo formal vendía ropa a sus mismas amigas, que eran sus clientes. "De pequeña estudió modelaje y siempre asesoraba a sus amigas con la ropa, peinado, accesorios y zapatos que debían usar para fiestas. Le decían una y otra vez que debía dedicarse a eso", dijo.

La situación del país era una de las preocupaciones de Amundaraín, pues quería que todo mejorara para que sus dos hijos no vivieran una época de crisis, agregó.

Durante el funeral su hija no quiso entrar a la sala y pidió que el ataúd se mantuviera cerrado. Quería que su madre fuese recordada como era: alegre y coqueta, y no con el disparo en la cabeza por el que murió.

Ramos detalló que el más pequeño no sabe lo que le sucedió a su madre: "Preguntó por qué estaba llorando porque me vio el jueves y se extrañó de que su mamá no lo vistió el viernes para ir al colegio". Piensan decirle poco a poco. Su abuela paterna le adelantó que Amundaraín estaba enferma.

Los planes

Diciembre sería una fecha de viaje para la familia, dijo su hermana menor, que siempre fue guiada por Francis. El plan era viajar a Alemania, donde vive un primo. También quería que todos se fuesen a pasar vacaciones a Nueva York.

Casi nunca se veían, pero siempre hablaban por teléfono y mantenían el contacto. "Nosotras siempre fuimos las tres mujeres de la casa, después nació su hija mayor, el menor y mi niña, que es la más pequeña, de 4 años de edad, que es igualita a Francis, coqueta como ella", recordó la hija menor de Ramos.

Las investigaciones

Desde el asesinato de Amundaraín la División contra Homicidios del Cicpc comenzó las investigaciones. Buscarán en las cámaras de los locales de la calle para ver si pueden identificar al motorizado que le habría disparado a la mujer.

Oficiales de policía científica interrogaron a los familiares por primera vez, al parecer querían detener a Félix Pacheco, pareja de la víctima y padre de su hijo menor, manifestó Ramos.

"Eso es una locura. Que busquen a los delincuentes. Que no se lo achaquen a una persona para decir que resolvieron el caso. Yo tengo años conociéndolo y uno aprende a saber quiénes son las personas, más cuando vives con ellos", dijo.

 La madre de la víctima aseguró que el Cicpc los llamará nuevamente para testificar otra vez sobre el caso.