• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

3 dobles homicidios en menos de 12 horas en Caracas

El dueño del restaurante y el plomero fueron hallados sin vida en el local | Foto Álex Delgado

El dueño del restaurante y el plomero fueron hallados sin vida en el local | Foto Álex Delgado

Cicpc hace allanamientos en Caracas y Miranda tras la pista de 3 hombres sospechosos del asesinato del dueño de un restaurante y un plomero en La Campiña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer a las 6:00 am fueron hallados en el depósito del restaurante 100% Riko, ubicado en la calle Las Trinitarias de La Campiña, detrás de Pdvsa, los cadáveres del propietario del establecimiento y de un plomero. El hallazgo lo hizo el chef, que fue el primero en llegar a trabajar al lugar. Ambos estaban degollados, atados, y fueron dejados uno encima del otro.

Las víctimas son Ramón Celestino Camacho Guerra, de 50 años de edad, dueño del negocio, y Jorge Páez Téllez, plomero que hacía arreglos en el establecimiento.

Mientras la División contra Homicidios del Cicpc hacía su trabajo en el local, funcionarios de la GNB que prestan servicio a la estatal petrolera cerraron el tránsito por esa vía.

Camacho Guerra nació en Zaraza, estado Guárico, era padre de tres hijos y desde hacía ocho años era socio del restaurante junto con una hermana. Vivía en Propatria. A diario salía del negocio entre 7:00 pm y 8:00 pm para irse en camioneta de pasajeros hasta su casa.

El miércoles pasado su esposa estuvo en el local, pero se fue porque él esperaba al plomero para que hiciera reparaciones. Ella labora en la peluquería Estética Unisex, ubicada al lado del restaurante.

Gilda Arias, cuñada de la viuda, no quiso hablar de lo que vio, pero dijo que en el establecimiento todo estaba revuelto. Confirmó que el chef fue quien halló los cadáveres y llamó a una hija de ella para informar a la familia lo ocurrido. El cadáver de Camacho Guerra estaba encima del cuerpo del plomero.

Arias presume que Camacho Guerra y Páez Téllez fueron sorprendidos cuando salían del restaurante.

Explicó que el dueño del negocio siempre contrataba gente de su confianza para los trabajos que necesitaba.

Rosa Rivas, trabajadora de 100% Riko, indicó que su hija labora allí como cajera y ella llegó a las 6:00 am y se encontró con la noticia. Calificó de excelente persona a su patrón.

En el restaurante trabajan, además del chef que solía irse junto a Camacho Guerra, tres ayudantes y la cajera.

La División contra Homicidios del Cicpc citó para ser entrevistados a los familiares de la víctima, así como al personal que trabaja en el local. No descartan ninguna hipótesis, incluída la venganza.

Anoche se conoció que funcionarios de esa dependencia practican una serie de allanamientos en diferentes sectores de Caracas y del estado Miranda tras la pista de tres hombres que serían los presuntos implicados en el doble crimen. Buscan a un exempleado que fue despedido, a un primo y a un amigo de éste. Fueron reconocidos por testigos cuando entraban al negocio el miércoles en la noche. Fue el resultado de las primeras pesquisas.

Otros dos dobles homicidios. Entre el miércoles a las 6:30 pm y ayer a las 4:30 am se registraron tres dobles homicidios en Caracas.

Los hermanos Jonathan Edward Escobar Pacheco, de 20 años de edad, y Tony Jesús Escobar Pacheco, de 25 años, fueron ultimados a disparos el miércoles a las 6:30 pm en el sector Telares de Palo Grande, en Ruiz Pineda, parroquia Caricuao.

El padre de los jóvenes recibió una llamada mediante la cual le informaron que sus hijos estaban heridos y cuando llegó habían muerto en el Hospital Pérez Carreño.

La policía científica investiga a un individuo apodado “el Luis” como presunto implicado en el doble homicidio, quien habría llegado al sitio procedente de Antímano para reclamar algo relacionado con una moto.

La policía informó que los hermanos Escobar Pacheco presuntamente tenían registros por los delitos de robo de vehículos, drogas y violencia de género.

Los cadáveres de Heyneke Omar Vargas Amaro, de 21 años de edad, y de Félix Junior Dicuru Díaz, de 25 años, fueron localizados ayer a las 4:30 am junto al bloque 11 de Lomas de Urdaneta, adyacente a un módulo de Barrio Adentro. Fueron muertos a tiros. Familiares que llegaron al sitio los identificaron, pues no tenían documentos de identidad. Presumen que fueron víctimas de un robo.