• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

"No hay ningún detenido por la muerte de mi hermano"

Jenny Suárez relató que la policía judicial aseguró tener identificado al homicida / Leonardo Guzmán

Jenny Suárez relató que la policía judicial aseguró tener identificado al homicida / Leonardo Guzmán

Jenny Suárez espera respuesta del Cicpc. Su pariente fue asesinado cuando trabajaba en la avenida Libertador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos semanas después del asesinato de José Antonio Suárez, de 32 años de edad, mejor conocido como Lulú por su vida nocturna como transformista, los familiares dejaron de recibir notificaciones policiales del caso. Así lo aseguró Jenny Suárez, hermana de la víctima, quien fue una de las primeras personas en declarar ante la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas de El Paraíso.

El sábado 2 de junio de 2012, José Antonio se había puesto uno de sus mejores trajes para trabajar: braga corta, negra, de cotton licra, y unas botas patentes con tacones del mismo color que le llegaban hasta la mitad del muslo. Como de costumbre a las 10:00 pm salió del barrio Agricultura de Petare donde vivía, hacia la avenida Libertador para empezar a buscar clientes.

Alrededor de las 3:00 am los transformistas de la zona estaban sobre aviso por un carro Chevrolet Corsa, color gris, que circulaba por las inmediaciones. Media hora después, según testimonios de uno de los compañeros, José Antonio se acercó al vehículo para ofrecer sus servicios y fue tiroteado por el tripulante. Antes de que los hombres pudieran reaccionar, el pistolero huyó.

El sonido de la puerta despertó a Jenny el domingo a las 5:30 am. Eran los compañeros de su hermano que le avisaban del asesinato. Al trasladarse al lugar de los hechos, la mujer vio el cuerpo tendido y cómo los demás transformistas fungían de cuidadores del cadáver pues ni la Guardia Nacional ni la Policía Nacional se acercaron al sitio para resguardarlo.

La furgoneta del Cicpc llegó a las 8:00 am después de que el activista Yonathan Matheus, director de Venezuela Diversa, contactó a representantes de los derechos humanos.

"Las muchachas se pelearon con la GN porque nadie quería llamar al Cicpc. Sólo decían que estaban ocupados", dijo Jenny.

Ese mismo día la hermana de José Antonio Suárez se dirigió a la sede del cuerpo detectivesco de El Paraíso para formalizar la denuncia. Una vez que dio las declaraciones, los funcionarios le indicaron que tenían identificado al homicida. Sin embargo, después de haber entregado el acta de inhumación del cementerio Jardines del Cercado, donde sepultaron a José Antonio, las autoridades no se volvieron a comunicar con la familia Suárez.

"No seguimos insistiendo porque es perder el tiempo.

No entiendo cómo es que si son personas expertas y ya estaban sobre la pista, a estas alturas no hay ningún detenido por la muerte de mi hermano", indicó.

"Las muertes de personas transexuales siempre quedan impunes por la conciencia machista de la sociedad.

Ellos deben entender que son personas iguales y que merecen respeto como todas", puntualizó.

La CIDH fija posición. Cuatro días después de la muerte de José Antonio Suárez la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó al Gobierno a que se determinaran las causas del crimen.

La instancia exigió la investigación del caso para precisar si el homicidio fue por la orientación sexual de la víctima o su identidad de género. "Organizaciones sociales y medios de comunicación indican que este crimen se suma a otros (...) en un contexto de agresiones y falta de investigación de estos hechos", indica el documento de la CIDH.