• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Sin detener homicidas de venezolano asesinado en Panamá en 2013

Andrés Schael Medina era padre de un niño de 3 años | Foto Cortesía hoyennoticias.com

Andrés Schael Medina era padre de un niño de 3 años | Foto Cortesía hoyennoticias.com

Los autores intelectuales habrían contratado a cinco sicarios para que lo ultimaran y abandonaran el cadáver en una carretera de Ciudad de Panamá

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Transcurridos casi dos años del homicidio de Sergio Andrés Schael Medina, de 33 años de edad, ocurrido en Ciudad de Panamá, las autoridades de ese país no han capturado a los presuntos autores intelectuales y a los sicarios que fueron contratados para ultimarlo el 11 de diciembre de 2013 en una oficina del piso 15 del edificio La Paitilla Office Tower.

El cadáver del venezolano fue hallado al día siguiente de su muerte en un sector de la carretera Juan Pablo II de la capital panameña. Se comprobó que fue golpeado en el pecho antes de ser asesinado de un disparo.

Schael Medina era el tercero de los cinco hijos del periodista Alfredo Schael. Era padre de un niño de tres años de edad. Se había graduado de cocinero en Inglaterra.

Cuatro o cinco días antes de que lo mataran estaba en Miami. Allí recibió una llamada para que se trasladara a Panamá a fin de cobrar una deuda que tenían, en dólares y bolívares, Juan Carlos Moniz Ayala y Luis Carlos Román Fermín, con otras personas. Presuntamente Moniz Ayala y Román Fermín serían los autores intelectuales del homicidio. Esos hombres tienen una empresa en Venezuela y una subsidiaria en Panamá.

Antes de presentarse a esa oficina, Schael Medina hizo contacto telefónico con uno de los dos hombres y acordaron una cita. Ese día llegó a La Paitilla Office Tower en compañía de un amigo, a quien le pidió que lo esperara y que si él no salía lo fuese a buscar.

Ese amigo hizo la denuncia en la policía y dio cuenta a los familiares de la desaparición de Schael Medina, quienes viajaron a Panamá y regresaron a Venezuela con las cenizas luego de cremarlo.

En Venezuela Alfredo Schael solicitó a la Fiscalía que iniciara una averiguación, por lo que designaron al fiscal 27º, Heyker Campione, para el caso. El expediente fue solicitado a Panamá que lo envió y, a pesar de eso a la familia de la víctima le dijeron en el Ministerio Público que no podían hacer nada porque el homicidio ocurrió en Panamá.

“Esperamos que en Panamá se ponga de manifiesto que ha habido conspiración por parte de grupos de poder político, económico e interferencia en el Poder Judicial; la policía que ha entorpecido y desviado el caso. Eso permitió hechos de corrupción para tender un manto de impunidad sobre personas de poder que han influenciado para neutralizar la acción de policías, jueces y la prensa”, explicó el padre de la víctima. Y agregó: “Es un muerto más, como si hubiese sido un indocumentado”.

Schael dijo que la familia no tiene dinero para “competir con millones de dólares como quienes los tienen a su disposición”.

Las autoridades de Panamá cuentan con suficientes elementos aportados por testigos para detener a los presuntos autores intelectuales del crimen.

El padre de Schael Medina dijo que a su hijo lo sacaron del edificio Paitilla Office Tower en una camioneta Range Rover que salió del estacionamiento a toda velocidad.

Hasta ahora, la muerte de Schael Medina ha quedado impune aunque dos de los implicados están identificados. Interpol tampoco ha dado resultados de la búsqueda de estos dos hombres. En junio pasado La Fiscalía Cuarta Superior del Primer Circuito Judicial de Panamá emitió órdenes de captura para los dos venezolanos supuestamente involucrados en el crimen.