• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Se desconoce el paradero del empresario portugués plagiado

 El cadáver de Richard Texeira fue hallado a 150 metros de la entrada de la empresa propiedad de la familia | Foto Alex Delgado / Archivo

El cadáver de Richard Texeira fue hallado a 150 metros de la entrada de la empresa propiedad de la familia | Foto Alex Delgado / Archivo

La Guardia Nacional Bolivariana pidió cooperación de Bomberos y Protección Civil para buscar cadáver de otro comerciante plagiado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 24 horas han transcurrido desde que Alberto y Richard Texeira, de 54 y 25 años de edad, respectivamente, fueron atacados por unos delincuentes para secuestrarlos. El cadáver de Richard Texeira fue abandonado a algunos metros de la empresa de su familia en Tacagua Vieja, cerca de la autopista Caracas-La Guaira. De su padre aún se desconoce el paradero.

Los captores aún no se han comunicado con los parientes para solicitar algún tipo de rescate.

“Les pedimos que por favor lo traten con cuidado. Es insulinodependiente. También se tiene que dializar diariamente. Ayer llamó su enfermera de uno de los centros de salud del Instituto de los Seguros Sociales en el que se hace el tratamiento para preguntar por qué no había ido”, relató Carlos Gómez, consulto jurídico de Minerales Agregados de Tacagua, C. A., Minataca, empresa de la que es dueño Texeira.

El jueves a las 6:20 de la mañana padre e hijo fueron asaltados por unos hombres que se desplazaban en dos vehículos, a 150 metros de Minataca. Al joven lo mantuvieron en el vehículo de su padre, en el asiento del copiloto, en el que le dispararon en la cabeza. A Alberto Texeira se lo llevaron.

Al parecer una tercera víctima que iba con los Texeira logró escapar del secuestro y está colaborando con funcionarios del Cicpc para la investigación.

“No han hecho amenazas en ningún momento”, aseguró Gómez, quien estuvo ayer en la mañana en la morgue de Bello Monte a la espera del cadáver del hijo menor de la familia.

En menos de una semana dos personas han perdido la vida en cautiverio. El primero fue el ingeniero Lobsang Alberto Rodríguez Estrada, de 28 años de edad, quien fue secuestrado en San Antonio de los Altos, estado Miranda, y murió el martes en un enfrentamiento de los captores con Policaracas en La Florida.


Buscan a otro fallecido. Funcionarios del Comando Antiextorsión y Secuestros de la Guardia Nacional Bolivariana pidieron la cooperación del Cuerpo de Bomberos y de Protección Civil para rastrear una zona boscosa de Filas de Mariches con el fin de hallar el cadáver de un comerciante de 48 años de edad secuestrado en junio.

Los militares creen que los restos de William José Carrero López podrían estar en los alrededores del barrio Los Unidos, en el municipio Sucre.

El hombre fue plagiado el 25 de junio a las 10:00 am por una banda de delincuentes que utilizaba a mujeres para seducir a los empresarios, y cuando se encontraban desprevenidos con ellas, los capturaban.

Inicialmente los familiares de Carrero adelantaron negociaciones sin notificar a las autoridades. Los secuestradores exigieron 400.000 bolívares, pero luego de algunos regateos se fijó el rescate en 358.000 bolívares. El pago se hizo el 26 de junio. Sin embargo, la víctima no fue liberada. Posteriormente los captores cortaron todo contacto telefónico con los allegados a la víctima. Fue entonces cuando denunciaron el caso ante las autoridades.

En total, hubo cuatro conversaciones telefónicas entre los secuestradores y los familiares de Carrero. Algunas de ellas fueron realizadas con el teléfono del comerciante, pero en ningún momento se transmitió una prueba de vida.

Hasta ahora han detenido a Kenyoerlin Plaza, Gianny Blanco, Karelsy Pérez, Karina Liselotte Salazar, Kleiber Torres, Ronny Yannely, Andri Courtois Díaz, Oscar Sánchez Barreto, Javielis Rodríguez y Betsy Rengifo. Están solicitados Jimmy Javier Ochoa y Ángel José Hernández. Los delincuentes residen en Filas de Mariches, Guatire y Terrazas de la Vega.

Durante los análisis de inteligencia electrónica y las entrevistas a los detenidos se conoció que el comerciante estuvo cautivo durante varios días en una vivienda del barrio Los Unidos. Creen que le dieron muerte en esa zona y posteriormente ocultaron el cadáver en las adyacencias.

En los allanamientos fueron recuperados dos de los teléfonos celulares desde los que se hicieron los contactos con los familiares de la víctima. Otro aparato usado pertenece a un centro de comunicaciones en el Sambilito, en Petare.

La vivienda de Mariches, además, era usada como centro para la distribución y venta de estupefacientes.



La Cifra

23 personas han muerto en 2013 en poder de plagiarios. Si se confirma el asesinato de Carrero sería el tercer caso en una semana