• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

2 delincuentes ultimaron a comerciante en la Petare-Santa Lucía

Le dieron un tiro en la cabeza, lo maniataron y amordazaron en su Mazda / Antonio Rodríguez

Le dieron un tiro en la cabeza, lo maniataron y amordazaron en su Mazda / Antonio Rodríguez

Le dieron un tiro en la cabeza, lo maniataron y amordazaron en su Mazda. Luis De Oliveira tenía más de 40 años en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cadáver de Luis De Oliveira Da Silva, de 67 años de edad, de origen portugués, con mas de 40 años de residencia en el país, fue abandonado, atado y amordazado con un disparo en la cabeza dentro de su Mazda plateado, placas AA026TW, ayer a las 6:00 am en el estacionamiento de edificio Crisma, zona industrial La Candelaria, carretera Petare-Santa Lucía, donde residía.

Los autores del homicidio son dos individuos que llegaron en una moto en el momento cuando De Oliveira se disponía a salir en su automóvil.

Los delincuentes sometieron al hombre y lo mataron; luego entraron a la residencia de la víctima de donde cargaron con un televisor, celulares y otros objetos. Aparentemente su objetivo era obtener dinero en efectivo.

Una versión indica que una mujer que logró ocultarse de los delincuentes observó todo lo ocurrido. Ella será entrevistada por los investigadores de la policía judicial; le mostrarán el archivo criminal y además le pedirán que colabore en la elaboración de los retratos hablados de los homicidas. También se pudo conocer que a esa hora De Oliveira Da Silva estaba sacando el vehículo del estacionamiento para trasladar a su esposa, que es docente, a un colegio del municipio Chacao.

Las comisiones del Eje Este de Homicidios del Cicpc que llegaron al sitio para iniciar la pesquisa entrevistaron a varios vecinos con el fin de saber si observaron algo o si conocen a los autores del homicidio.

Hace tres años la víctima vendió su ferretería y actualmente estaba laborando en una carpintería cercana a su domicilio. Amigos de De Oliveira lamentaron lo ocurrido. Antonio Ferreiro estudió con él en Portugal. Llegaron al país casi en la adolescencia. Dijo que desde hace tiempo la inseguridad está desbordada y considera injusto lo ocurrido.

Constantino Alves señaló: "Era trabajador y honrado. Por el amor de Dios, a la delincuencia no la para nadie. Esto es inaudito".

Explicó que quienes tienen negocios en esa zona nunca llegan a la misma hora a sus labores para tratar de evadir cualquier ataque contra ellos. Alves también agregó que por ese sector todos los días matan o secuestran a alguien.