• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Casi todos los custodios tenían chalecos antibalas”

El domingo pasado hubo tres muertos y siete heridos en la cárcel de Uribana | Foto Archivo El Nacional

El domingo pasado hubo tres muertos y siete heridos en la cárcel de Uribana | Foto Archivo El Nacional

La madre de un recluso de Uribana aseguró que los reos no secuestraron a los custodios ni a los familiares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La visita notó algo extraño desde que entró el domingo pasado a encontrarse con sus familiares presos en la cárcel de Uribana. De manera inusual los parientes de reclusos de distintos pabellones fueron reunidos en una misma área; además, los guardias añadieron a su uniforme tradicional el chaleco antibalas.

Ese día, un enfrentamiento entre custodios y reos dejó tres muertos –dos reclusos y un familiar– y siete militares heridos. La versión oficial indicó que los presos secuestraron y despojaron de sus armas a los guardias; luego, detonaron una granada que habría sido introducida por una visitante en sus partes íntimas. Eso pese a la estricta requisa a la que son sometidos a la entrada.

Carmen Orellana estuvo ese domingo en el penal visitando a su hijo y afirma que los hechos ocurrieron de otra manera: “Para mí eso estaba planificado con los custodios y los militares, porque casi todos tenían chalecos antibalas y eso nunca había pasado. Además, éramos más de 600 personas de visita y nunca nos habían juntado en el mismo módulo. Puede que los del 8A y los del 8B, pero no me explico por qué estaban ahí los del pabellón 6”.

Orellana niega que los reclusos hayan secuestrado a sus familias, como lo aseguró el Ministerio de Servicios Penitenciarios. Por el contrario, subraya que ellos los protegieron de la descarga de tiros y bombas lacrimógenas lanzadas por seguridad del penal.

“Todo comenzó cuando un custodio le faltó el respeto a un preso y le dio una cachetada. Los presos se abalanzaron sobre él. Luego se escuchó una detonación. Mataron al muchacho. Los guardias nos disparaban. Ellos eran los que nos tenían secuestrados”, aseveró.

Añadió: “Mataron a un preso delante de su madre. El muchacho estaba mal herido y un custodio le dijo a otro ‘termínalo de matar. Mata a esa rata”.

Orellana añadió que la visita salió del penal luego de que los custodios amenazaron con asesinar a los reos.

Por estos hechos, 32 personas son investigadas, entre presos y familiares. La Defensoría del Pueblo informó que la normalidad volvió al recinto y que abrió un espacio para atender las demandas de los reclusos y sus familiares, y que ha estado presente en el centro penitenciario desde que ocurrió la reyerta.