• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

457 cuerpos han llevado a la morgue este mes

Morgue de Bello Monte/Antonio Rodríguez

Morgue de Bello Monte/Antonio Rodríguez

Un mototaxista fue asesinado entre Casalta II y Casalta III luego de chocar con motorizado. A otro lo mataron con un pico de botella

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hasta ayer y en lo que va de mes a la morgue fueron ingresados 457 cadáveres. De viernes a domingo a esa dependencia llevaron 38 cuerpos.
Entre las víctimas está Yorman Montoya, de 21 años de edad, mototaxista que laboraba por su cuenta con clientes fijos. Ayer a la 1:00 am lo llamó un cliente que labora en la estación Propatria del Metro de Caracas para que lo llevara a Casalta III. Cuando retornaba a su vivienda en Casalta II chocó con un motorizado que estaba reunido con un grupo, en la calle. En el sitio se produjo una discusión y uno de los hombres le dio un disparo en el pecho.

Omar Peña, tío político de la víctima, dijo que vecinos del lugar llevaron a Montoya al hospital de Catia.

La víctima, que en la morgue le asignaron el número 448, era padre de dos niños y el menor de tres hermanos. Peña duda de que se vaya a hacer justicia en este caso. “¿Cómo se pide justicia en este país como está? ¿Qué se puede esperar aquí si esto parece una guerra civil. La policía no hace nada. La inseguridad se le está yendo de las manos al gobierno?”, dijo.

Ana María Villanueva fue a reclamar ayer el cadáver del mayor de sus dos hijos, Yefri Johan Villanueva, de 25 años de edad. Lo mataron el sábado a las 7:30 en Brisas del Paraíso, Cota 905. La víctima era obrero y deja una niña de 5 años de edad.

El viernes a las 11:45 pm ultimaron a Yeison Alexander Vargas, de 19 años de edad, en el kilómetro 11 de El Junquito, en la urbanización Luis Hurtado.

Había salido de su casa a departir con unos amigos cerca de su residencia. Flor Marina Guerrero, madre de la víctima, explicó que a esa hora ella dormía y su esposo la despertó para decirle que algo había ocurrido. En el grupo en el que estaba Vargas se produjo una discusión y uno de los integrantes partió una botella y se la incrustó en el cuello a Varas. Murió en los brazos de su padre, no obstante lo llevó al Hospital Pérez Carreño.

La víctima era el segundo de tres hijos. El Cicpc busca a un hombre apodado “el Gordo”, familiar de un policía, como presunto implicado en el hecho.

Guerrero pidió justicia. No quiere que el caso quede impune y espera que el Cicpc detenga al responsable del hecho.