• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

En conflicto presos del Cicpc El Llanito y El Paraíso

Trancaron la calle frente al Ministerio de Servicios Penitenciarios | Foto José Pacheco

Trancaron la calle frente al Ministerio de Servicios Penitenciarios | Foto José Pacheco

Algunos detenidos se declararon en huelga de hambre para llamar la atención de las autoridades. Esposas y madres protestaron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aproximadamente 140 detenidos en las celdas de las subdelegaciones de El Llanito y El Paraíso de la policía judicial se declararon en conflicto desde ayer para llamar la atención de las autoridades con respecto al retardo procesal, el hacinamiento y la insalubridad en las instalaciones.

Algunos de los detenidos en El Llanito se hicieron heridas en las manos y las piernas, mientras que otros anunciaron que no ingerirían más alimentos, solo caramelos y agua, hasta que se logre una solución al conflicto.

Bárbara de Silva, esposa de uno de los presos, informó que una de las quejas es que los custodios no entregan la comida que ellos les dejan todos los días.

Dijo que en cada celda hay en promedio 40 personas, algunas de ellas menores de edad.

Los detenidos no disponen de baño, por lo que deben orinar y defecar en recipientes que luego entregan a los funcionarios. Tampoco hay servicio de agua potable a consecuencia de unos trabajos que se realizan en el sector.

Uno de los detenidos permanece en las celdas de la subdelegación desde el año pasado. Otros tienen varios meses allí sin que el Ministerio de Servicio Penitenciario les otorgue el “cupo” requerido para el traslado a algún internado judicial.

Una funcionaria que permanecía en la puerta de la sede policial calificó la protesta de “exageración”.

Familiares protestaron. Alrededor de 30 mujeres, esposas, madres y hermanas de detenidos en la comisaria del Cicpc de El Paraíso, trancaron la calle de El Rosal frente del Ministerio de Servicio Penitenciario para reclamar que 60 detenidos iniciaron una huelga de hambre porque están hacinados en una celda de 4 por 4 metros cuadrados.

Roxana Lugo, esposa de un detenido que tiene 7 meses con sentencia y no ha sido trasladado a una cárcel, denunció que hay 30 reclusos en la misma situación que su esposo, quienes llevan entre 8 meses y un año pagando la pena en el lugar, donde también hay dos menores de edad y 4 mujeres. Aseguró que los hombres no tienen baño para hacer sus necesidades y solo reciben visitas una vez a la semana durante 5 minutos.