• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

97 colectivos entregaron 100 armas al Gobierno

El presidente Nicolás Maduro exhortó a los miembros de los grupos armados a formar parte de la milicia bolivariana 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de representantes de 97 colectivos de la Gran Caracas entregó 100 armas de fuego al presidente Nicolás Maduro a cambio de la aprobación de 7 proyectos socioproductivos, como parte de la supuesta integración de estos grupos armados al Movimiento por la Vida.

En un acto celebrado en el centro del 23 de Enero, en el que participó también el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, uno de los integrantes de los colectivos leyó un comunicado en el que estos grupos armados instan al Gobierno a comprometerse con la formación de las comunas y exigen la construcción de la universidad de Catia, en la sede del antiguo retén de El Junquito.

Maduro aprovechó la oportunidad para sugerir que los integrantes de estos colectivos que decidieron entregar sus armas pasen a formar parte de la milicia bolivariana y estar alerta ante el aumento de delitos en las zonas donde operan.

“Sin armas ni capuchas seguiremos en la lucha”, gritaban los miembros de los colectivos, mientras el presidente Maduro destruyó una de las armas que ellos entregaron. En las imágenes transmitidas por Venezolana de Televisión se observó que eran armas de varios  calibres, entre las que había una bazoka, escopetas, pistolas y revólveres.

“Habrá que esperar para saber cuál es el resultado de esta entrega. ¿Fue un acto simbólico o efectivamente estos grupos dejarán las armas?”, dijo el sociólogo Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia. Considera que la sugerencia de incorporar a estas personas a las milicias implica que continúen armados, pero de una manera legal.

La abogada Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano, señaló que el acto sólo promueve la impunidad pues esas armas entregadas no fueron analizadas para saber si están implicadas en la comisión de delitos. “No se sabe de qué calibre son esas armas, si están implicadas en crímenes o si con la destrucción se borró algún tipo de evidencia o si están solicitadas por las autoridades”, dijo.