• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mas de 7.000 casos de violencia contra la mujer podrán ser reabiertos

Víctimas pueden ahora pedir el enjuiciamiento de sus agresores si la Fiscalía no acusa después de cuatro meses de iniciada la investigación | Foto Archivo

Víctimas pueden ahora pedir el enjuiciamiento de sus agresores si la Fiscalía no acusa después de cuatro meses de iniciada la investigación | Foto Archivo

La magistrada Carmen Zuleta de Merchán explicó que están trabajando con los consejos comunales para crear comités de equidad e igualdad de género que han ayudado a hacer seguimiento a los casos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Solamente en Caracas han sido cerrados desde el 2008 más de 7.000 casos en materia de violencia contra la mujer –muchos a causa de que la Fiscalía no presentó acusación a tiempo– que ahora podrán ser reabiertos a solicitud de las víctimas que tienen la posibilidad de pedir a los jueces que sus agresores sean enjuiciados.

La información fue suministrada por la magistrada Carmen Zuleta de Merchán, integrante de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia y coordinadora de la Comisión Nacional de Justicia de Género, que a 6 años y 8 meses de promulgada la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia admitió que aún trabajan en la creación de más juzgados, cortes de apelaciones y casas de albergue, entre otras tareas impuestas por la norma, pero que destacó que los tribunales creados en 2008 para conocer en exclusiva los casos de violencia de género han dictado sentencia en la mitad de los casos recibidos en cinco años.

―¿Cuántos casos han sido reabiertos a petición de las víctimas?

―No tenemos las cifras porque es algo muy reciente, pero en Caracas se han abierto casos. Las causas sobreseídas (definitivamente cerradas) en Caracas, desde el 2008, suman más de 7.000, pero ahora son revisadas por jueces itinerantes para notificar a las víctimas.

―¿A qué se debió la decisión? ¿Por qué se les dio a las mujeres la posibilidad de pedir el enjuiciamiento de sus agresores, cuando eso estaba reservado a la Fiscalía?

―Tenemos reporte de una gran cantidad de sobreseimientos en nuestros tribunales. Por eso la Sala Constitucional dictó un fallo el año pasado (Sentencia 1.268 del 14 de agosto de 2012) en el que se reconoce a las víctimas el ejercicio de la acción penal cuando la Fiscalía no presente acusación después de cuatro meses de iniciada la investigación. Esto lo hemos hecho porque la incidencia de delitos es tan grande que las 63 fiscalías que existen con competencia en violencia contra la mujer no se dan a basto. Hemos querido coadyuvar al Ministerio Público al otorgarle a la víctima el reconocimiento de la acción penal.

―¿Cuántas causas han recibido los tribunales de violencia contra la mujer desde su creación y cuántas han llegado a sentencia?

―Desde 2008 a 2012 los tribunales de violencia contra la mujer han recibido 181.171 casos y han dictado sentencia definitiva en 91.132 causas. Es decir, 50% de los casos están sentenciados solamente en cinco años. Hay que destacar que Venezuela es el primer país en tener tribunales especializados en materia de género en Latinoamérica. Esta fue la primera jurisdicción especial nacida en revolución. Hasta ahora existen 53 tribunales de primera instancia, 2 cortes de apelaciones, y tenemos proyectada la creación de 18 tribunales de primera instancia para el primer semestre del 2014.

―La ley establece que para los delitos cuyas penas sean menores a 18 meses de cárcel el agresor, en lugar de cumplir pena de prisión, puede quedar sometido a trabajos comunitarios. ¿Cómo supervisan el cumplimiento de estas medidas?

―Tenemos equipos interdisciplinarios en cada uno de los tribunales de instancia integrados por un educador, un abogado, un psiquiatra, un médico y un trabajador social que hacen seguimiento a las medidas impuestas a los agresores. También estamos realizando experimentalmente trabajos con los concejos comunales, creando los comités de equidad e igualdad de género que establece la Ley Orgánica de las Comunas, que han servido para hacer seguimiento de las causas y para solucionar casos que no llegan a tribunales.