• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

32 cadáveres fueron trasladados a la morgue entre sábado y domingo

La morgue recibió 17 cadáveres entre jueves y viernes | Foto Alexandra Blanco

La medicatura forense no pudo realizar todas las autopsias el fin de semana | Foto Alexandra Blanco

Una adolescente fue ultimada el sábado, a las 4:00 am, en el sector La Ceiba del barrio Unión, en Petare. A un estudiante de Criminalística lo mataron de un tiro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre sábado y domingo fueron ingresados en la morgue un total de 32 cadáveres, que sumados a los 12 del viernes da un total de 44 muertos el fin de semana. Nada más en el mes de septiembre han sido recibidos en esa unidad 85 cuerpos.

Los fines de semana trabaja en la medicatura forense un solo patólogo. A los familiares de las víctimas les advirtieron que tratarían de realizar el máximo de autopsias, pero algunas quedarían para hoy.

Varios cuerpos, como el de un hombre que murió en un tiroteo ocurrido en la Cota 905 el sábado en la noche, continuaban en los hospitales.

Entre las víctimas de la violencia está Kleider Steven Villarroel, de 20 años de edad y estudiante de Ciencias Auxiliares de Criminalística en el Instituto Técnico XXI, quien aspiraba a ingresar al Cicpc.

Carmen Vásquez contó que su hijo tenía tres semanas vendiendo golosinas en la estación Ruiz Pineda del Metro y el pasado viernes, a las 6:30 pm, dos hombres en moto dispararon. El joven corrió hacia una pasarela, pero recibió un tiro en la espalda. Murió en el Hospital Pérez Carreño. El cadáver fue ingresado ayer en la madrugada a la morgue porque en ese centro indicaron que estaba indocumentado, aunque su mamá había dejado una copia de su cédula de identidad. La víctima tenía un hijo de 2 años.

Entre los niños y adolescentes ultimados este año en la Gran Caracas, Nereleidis Esther Osorio Ramírez, de 17 años de edad, es la número 189. La mataron el sábado, a las 4:00 am, cuando estaba con un grupo de personas en Los Aguacaticos, sector La Ceiba del barrio Unión de Petare.

A Rafael Henrique Toro, de 38 años de edad, lo hirieron el sábado de un tiro en el abdomen cuando llegaba a su casa en Maripérez y murió en la clínica Razzetti. Una comisión de la GNB se enfrentó con los tres homicidas que lograron darse a la fuga.

El cadáver de Wilmer García, de 25 años de edad, quedó en la calle cerca de Plaza Venezuela luego de salir de una discoteca de la zona. Lo mataron para robarle dinero, el reloj y el celular. Era latonero y vivía en el kilómetro 7 de El Junquito.

A Anthony Puente, de 22 años de edad, obrero de la construcción, lo ultimaron a tiros para robarle un celular en el barrio Nazareno de Casalta II, el sábado a las 12:30 pm.