• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

97 cadáveres han sido llevados a la morgue en este mes

Los deudos esperaban la entrega de los cuerpos de familiares | Foto Raúl Romero

Los deudos esperaban la entrega de los cuerpos de familiares | Foto Raúl Romero

A 2 hermanos los mataron a tiros en la segunda calle del barrio El Amparo, en Catia, donde llegaron varios hombres disparando

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hasta el jueves 97 cadáveres han sido ingresados a la morgue de Bello Monte; 9 cuerpos fueron trasladados a esa dependencia entre el jueves y ayer.

Entre las víctimas están los hermanos Yorvin Guerra, de 28 años de edad, y Dervin Guerra, de 35 años de edad, muertos el jueves a las 12:30 pm en la segunda calle del barrio El Amparo, en Catia.

Ambos estaban hablando con familiares cuando unos individuos llegaron armados; los parientes corrieron y los hombres dispararon contra los Guerra. Dervin fue llevado al Hospital de Catia y a Yorvin lo trasladaron al hospital Pérez Carreño. Fallecieron en los respectivos centros asistenciales.

Petare. A Jairo Rafael Taibel de La Hoz, de 24 años de edad, mecánico, lo ultimaron en el callejón Bolívar, Zona 8 del barrio José Félix Ribas, en Petare, el jueves a las 8:00 pm.

San Agustín del Sur. En otro hecho, familiares de Nelson Julián Brizuela Santos, de 27 años de edad, negaron que este se hubiese enfrentado a una comisión de la División de Vehículos del Cicpc, en la segunda calle del barrio Marín, San Agustín del Sur.

Inicialmente los funcionarios del Cicpc dijeron que buscaban a un discapacitado que se desplaza en silla de ruedas. Al llegar a la casa de los Brizuela, los policías le dieron un tiro en el pecho al obrero y se lo llevaron al Hospital Vargas.

Explicaron que para hacer creer que Brizuela se iba a escapar los funcionarios policiales gritaban que se iba a fugar. El Cipc se llevó a los albañiles que trabajaban en la construcción del segundo piso, así como las herramientas de trabajo.

Brizuela Santos laboraba como obrero de la construcción y en el segundo piso de la vivienda de su familia fabricaba su casa. Era padre de cuatro hijos, de 11, 7, 6 y 3 años de edad. Estuvo preso 5 años y un año estuvo bajo presentación; posteriormente, le dieron una constancia de haber cumplido su régimen.