• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

11 cadáveres fueron ingresados a la morgue entre lunes y martes

 Los familiares de las víctimas de la violencia del fin de semana en Caracas acudieron a la morgue de Bello Monte a retirar los cadáveres / Antonio Rodríguez

Morgue de Bello Monte

El cuerpo de Edgar Canelón, de 32 años, taxista, fue hallado esta madrugada dentro de su automóvil Daewoo Espero verde, en un sector de la Cota Mil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Edgar Canelón, de 32 años, taxista, es uno de los 11 cadáveres ingresados a la morgue, entre ayer y hoy. Su cuerpo fue hallado esta madrugada dentro de su automóvil Daewoo Espero verde, en un sector de la Cota Mil. Recibió un tiro en la nuca.

Los familiares de la víctima se enteraron del hecho cuando un funcionario del Cicpc los llamó. El cadáver estaba en el asiento del conductor. Presumen que se resistió al robo. Era padre de 3 hijos. Canelón también era mototaxista, trabajo que alternaba con el de taxista

Línea de fuego
A Carlos Javier Cañizales Hernández, de 17 años, lo mataron de tres tiros que recibió al quedar en la línea de fuego entre dos bandas que se enfrentaron en el barrio San José de Carapita.

El hecho ocurrió durante la madrugada y murió en la noche en el Hospital Pérez Carreño. El hecho ocurrió cuando el adolescente regresaba de la casa de su abuela e iba a entrar a su domicilio. Era el menor de dos hermanos.

Carmen, madre de la víctima, se quejó de la inseguridad en la zona donde hay constantes tiroteos.

Estaba desaparecido
Otro taxista fue hallado muerto, en estado de descomposición, a orillas del río en Los Carcas. Se trata de Óscar Pernía, de 61 años, jubilado del Ministerio del Ambiente.

Desapareció el 21 de este mes y su familia lo buscó en hospitales y cuerpos policiales, sin lograr resultados. Al dia siguiente de su desaparición, el carro Aveo gris de la víctima fue hallado con sus documentos en la urbanización Los Corales de Caraballeda.

Pernía fue hallado ayer con un tiro en la cabeza y maniatado. Era padre de 4 hijos y residía en el sector "Las 15 letras" de Macuto.